¿Encias enfermas?


Por supuesto que tus encías también requieren de cuidados. La gingivitis es una de las enfermedades más comunes que llegan a afectarlas; es ocasionada al formarse constantemente una película pegajosa y transparente llamada placa bacteriana que, junto con los residuos de alimentos que no son removidos adecuadamente debido a una deficiente higiene bucal, forma el desagradable sarro.

Las bacterias contenidas en la placa bacteriana producen toxinas que causan la inflamación de las encías. Asimismo, producen el mal aliento y la pigmentación de los dientes. Otras causas también pueden ser los cambios hormonales — principalmente en la mujer— y la ingesta de algunos medicamentos.

Sus principales síntomas son: encías abultadas y rojizas, y sangrado al cepillarse o usar hilo dental.
Afortunadamente, la gingivitis es curable cuando se le detecta a tiempo, evitando así la posibilidad de desarrollar otras enfermedades de las encías más severas e irreversibles.

Add a Comment