¿Eres diabética?


Te has realizado  estudios y  te han diagnosticado diabetes, no te angusties, a pesar de que desgraciadamente ésta es una enfermedad crónica, es decir, no es curable, la mayoría de los pacientes que son tratados y controlados adecuadamente y con la participación y el apoyo de su familia, son capaces de llevar una vida normal y productiva.

Por ello es importantísimo que sigas al pie de la letra las instrucciones de tu médico para que mantengas bajo control los niveles de azúcar y evitar complicaciones, para lo cual debes tener presentes las siguientes recomendaciones:

  • Controla tu dieta. No olvides que ella juega un papel importantísimo en el control del azúcar.
  • Ejercítate regularmente. Es conveniente que por lo menos tres veces a la semana des una caminata.
  • Visita con regularidad al oftalmólogo: (una vez al año, por lo menos) y mantente pendiente de cualquier cambio en tu visión (ya sea que veas manchas o que se te nuble la vista).
  • Checa cualquier cambio en el color de tu piel, aumento de peso, infecciones o heridas que parecen no sanar rápidamente, picazón vaginal, entumecimiento de manos o pies o dolores en el pecho.

Manteniendo un buen control durante años, el riesgo de problemas graves a largo plazo, disminuye notablemente.

Add a Comment