¿Por qué nos ponen el cuerno?


Algunas en la vida nos hemos preguntado eso, ¿Por que los hombres son infieles?. Sí, ya sé que a muchos hombres se les van los ojos con cualquier falda y que eso no es pecado, pero hasta los hombres más fieles y honestos de repente dan el resbalón.

Para saber a ciencia cierta, por que un hombre engañe a su pareja , esta guía te será utilidad,  si te reconoces en una de ellas o en varias, puede ser un aviso de que algo está pasando en tu relación o matrimonio.

  • Infidelidad por sexo:
    Por insatisfacción, por probar algo nuevo o algo distinto, o simplemente porque alguien nos gustó y el instinto es animal. La atracción llega a consumarse y después el fantasma de lo que hicimos o pasó acaba por traicionarnos.
  • Aceptación personal:
    Puede ser que en una relación una de las partes haga sentir menos a la otra y esta para mostrar su valía lo haga frente a otra persona para buscar aceptación propia e incluso de la pareja. Pero al final estará usando a un tercero.
  • Crisis de la media edad:
    Cuando una pareja ha pasado casi toda su vida adulta junta hay una estrecha complicidad que se puede convertir en infidelidades de ambas partes, muchas veces es para sentirse de nuevo deseado o joven, otras porque la relación ya no es amorosa, si no amistosa.
  • Venganza:
    Un sentimiento muy peligroso, seguro herirá a las dos partes. Surge después de que una de las partes se da cuenta, se entera o se lo dice la otra de una infidelidad, el grado de venganza dependerá de la traición. La parte afectada buscará cualquier oportunidad para herir a quien se lo hizo.
  • Chantaje:
    Esta forma es mucho más complicada, se da regularmente cuando una de las partes intenta impedir que su actual pareja se entere de algo del pasado. Al final, regularmente se acaba enterando del pasado y de lo que hizo para impedir que lo supiera.
  • Atracción de oficina:
    El más normal, porque se pasa demasiado tiempo cerca de alguien y de la confianza se da algo más físico, los involucrados creen que nadie lo nota, pero esa química cualquiera la huele y ciertamente termina por ser pública.
  • Despedirse de la soltería:
    Hay mucha historias al respecto, tanto de hombres como de mujeres que apunto de casarse arman viajes o salidas con strippers llegando a tener sexo con ellos, lo cual marca un antecedente en la relación o incluso llega a no concretarse.
  • Durante  el inter:
    Es cuando la pareja se separa y en medio alguno o ambos buscan calor en otra parte. Esta situación puede acabar definitivamente con la situación o darles una nueva perspectiva de que cómo quieren reiniciar.
  • El fortuito:
    Por soledad, desesperación, enojo, ira, frustración o lo que sea, muchas veces se llega a engañar a la pareja como una manera mal dirigida de mostrar esos sentimientos, lo cual agrava cualquier mala situación que se esté pasando.
  • Por poder:
    Suele sucederle sobre todo a los hombres, que buscan reconfirmar o demostrar su hombría en la oficina o frente a sus amigos u otros hombres, que se embarca en conquistar a quienes están bajo su mando.  Aunque no lo ubica como traición, siente que no tiene nada que ver con su pareja.
  • Abandono de la pareja:
    Cuando una de las partes se siente aislada, abandonada o que no interesa igual a su pareja puede buscar hacerle entender mediante una aventura que aún puede conquistar a alguien y ser interesante.
  • Atracción intelectual:
    Cuando dos cerebros se unen y creen compartir muchas ideas, sueños, proyectos, se puede pasar a una parte física, por confusión o seducción, les pasa a muchos colegas que están elaborando un gran proyecto juntos, regularmente eso no hace una relación.
  • Inseguridad:
    Hay personas que actúan para esconder sus “defectos”, si tiene inseguridad en su físico, en su carácter o de cualquier forma, muchos optarán por mostrar su valía si tiene a alguien junto, es una forma de reafirmarse así mismos mediante otros.
  • Alcoholismo:
    Puede sonar radical, pero es real. Muchas personas que padecen esta adicción son propensas a entablar relaciones que olvidan inmediatamente, cada parranda da pie a una infidelidad que no son importantes pero igual van dejando resaca en la que lo hace y en su pareja.
  • Por calentura:
    Simple y sencillamente porque alguien nos gustó y no pensamos en las consecuencias, las minimizamos o escudamos en que nunca la habíamos hecho. Termina por doler y raspar la confianza en la pareja.

2 Comments

Add a Comment