¿Quieres guardar tu vestido de novia?


El vestido de novia está elaborado a base de tejidos y materiales muy caros y delicados, y es imprescindible darle unos cuidados básicos para que aguante el paso del tiempo y te quede un bonito recuerdo del día de tu boda.

  • Guárdalo en una amplia bolsa de plástico y llévalo antes a la tintoreria. Eso sí, cerciórate antes de que todos los bordados de cristal y demás apliques estén en su sitio, para no perderlos durante el proceso.
  • A la hora de guardarlo la mejor opción es un caja de cartón resistente, envuélvelo en papel de seda para que absorba la humedad, guárdalo doblado en la caja y ventílalo de vez en cuando para que la tela no se apelmace y no adquiera olor.
  • La gran mayoría de novias guardan su vestido como un tesoro: ya sea como un recuerdo de ese gran día o para dejarlo como legado a sus hijas o nietas, el vestido debe aguantar el paso de los años.

Pero si no eres de esas novias apegadas a las cosas materiales, hay otras opciones: puedes venderlo a una tienda de prendas de segunda mano, regalarlo a una amiga o incluso reciclarlo.

One Response

Add a Comment