¿Temor a las agujas? Un rostro sin arrugas y sin dolor


470_botox.jpg No todos los pacientes logran sentirse cómodos con los tratamientos de inyecciones. La idea de recibir pequeños piquetes en el rostro y de pasar aunque sea unos pocos días con la cara roja o hinchada puede hacer que muchas personas desistan de tomar este camino para disminuir sus arrugas. Por ello se han desarrollado productos de aplicación externa que consiguen los mismo efectos de las inyecciones, sin los posibles efectos colaterales.

Luego de varios años de investigación de hacer pruebas con más de 500 ingredientes los laboratorios alemanes Beiersdorf descubrieron que la saponina, un glucósido natural que se extrae de la soya, favorece la síntesis del ácido hyalurónico en el cuerpo, aumentando su producción hasta en un 256 por ciento, y que al combinar ambas sustancias se puede prepara una crema tan eficaz como las inyecciones. Como innovación ahora existe un tratamiento a base de cremas que restaura el ácido hyalurónico perdido y además reactiva su producción natural combatiendo a las arrugas desde el interior.

Dichas cremas, para el día y la noche, obtienen el mismo efecto que las inyecciones de colágeno, botox o ácido hyalurónico, pero con las ventajas de que no producen reacciones secundarias y además ofrecen protección contra los rayos ultravioleta. Productos como estos, constituyen una opción natural, segura y más económica, para quienes no desean correr riesgos con tratamientos más extremos.

Add a Comment