10 tips para un cabello brillante


1. Píntalo bien. Los tonos oscuros suelen ser más brillantes, pero si quieres teñirte de un color más claro puedes evitar que tu pelo luzca apagado escogiendo matices cálidos y dorados, estos se ven más luminosos que los tonos fríos.

2. Despunta constantemente. Cortar el pelo remueve las puntas muertas y abiertas que hacen que tu cabellera se vea maltratada, especialmente si tienes capas. Intenta agendar una cita en el salón cada seis semanas.

3. Repara planchando. Auque parece una planca normal (sabemos que esas queman las puntas), no te confundas. Esta nueva herramienta esta diseñada para hidratar el pelo. Si la usas junto con un serum acondicionador, su calor infrarrojo ayuda a abrir las cutículas para depositar el tratamiento y proyectar el máximo brillo.

4. Consume más vegetales. Te damos otra razón para comer más brócoli, espinacas y acelgas. Las verduras verde oscuro son una excelente fuente de vitaminas A y C, necesarias para producir sebo (aceite del cuero cabelludo que funciona como acondicionador natural). Se recomienda consumir mínimo tres tazas de estas verduras a la semana.

5. Encuentra tu fórmula. Los sprays con brillo te dan un gloss instantáneo, pero una misma fórmula no se puede aclopar a todos los tipos de pelo, Si lo tienes grueso ponte una solución rica en silicona que también contenga aceites hidratantes, como el argán. Y si tu pelo es más delgado, prueba un spray ligero sin silicona para que no se aplaste.

6. Gel en capas. Una cola de caballo súper lacia es lo último para lograr un apecto extra shiny. ¿El secreto? Poner el gel en capas. Comienza con uno de fijación fuerte, distribuyéndolo en cada capa de pelo. No te pongas sólo en la parte superior pues los mechones de abajo se pueden esponjar. Después de aplicar el gel péinate hacia atrás y amárralo en una cola de caballo apretada. Al final, rocía spray con brillo.

7. Date un regaderazo frío. Bájale al agua caliente en tu baño diario. El calor directo ablanda la capa protectora del pelo, así que las cutículas se debilitan. Esto apllica tanto en la regadera como al peinarte. Procura hacerlo con agua templada y bájale al calor de la plancha y de la tenaza.

8. Opta por el aceite. Utiliza un tratamiento para hidratar y suavizar intensamente las superficies ásperas. Aplica un suero de aceite para pelo durante 30 minutos y aún mejor, dejalo actuar toda la noche para que hidrate a profundidad. Si planeas hacer esto ponte una gorra de baño (para proteger tu almohada) y sólo enjuaga por la mañana.

9. Abre una cerveza. No es para bebértela, ¡sino para remojar tus mechones! La cerveza contiene maltosa y sacarosa, los cuales fortalecen las cutículas del pelo. Mójalo en cerveza y déjalo secar al aire; luego enjuaga y acondiciona para agregar brillo.

10. Limpia a profundidad. Una vez por semana, aplícate un shampoo clarificante para deshacerte de los restos de gel, spray o pomadas. Es casi como exfoliar tu piel, hay que eliminar capas secas. Si tu pelo necesita una limpieza más profunda busca una fórmula con pocos acondicionadores y aceites.

 

One Response

Add a Comment