A nutrir tu piel.


mascarilla

La contaminación, las desveladas y los malos hábitos también hacen estragos en tu piel, por eso es recomendable apapacharla con una mascarilla nutriente por lo menos una vez al mes. Toma nota:

Necesitas:

  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharaditas de miel

Prepara y usa:

  • Mezcla perfectamente la yema con la miel y déjala a un lado; mientras reposa, dale a tu rostro un baño de vapor por unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, seca tu rostro y aplica la mascarilla, evitando el área alrededor de los ojos y de la boca. Deja que actúe por unos 15 minutos y retira la mascarilla con agua tibia. Sentirás tu piel como de bebé.

One Response

Add a Comment