Ábrete a la prosperidad


Deepak Chopra dice que la abundancia no está en perseguir el dinero, el lujo o los bienes materiales, sino en ir más allá de nuestros deseos y despertar a nuestra verdadera naturaleza. A través de la meditación y el yoga, es posible dejar ir las creencias limitantes y el miedo, para que el campo de la inteligencia infinita satisfaga tus necesidades sin esfuerzo.

La abundancia puede llegar en forma de amistades, de sabiduría, experiencias, buena salud, energía mental, paz de mente, entusiasmo y de muchas otras maneras. En estos tiempos es difícil resistirse a la creencia y al miedo de la escasez, y esto nos obstaculiza el poder abrir el espacio de la prosperidad en nuestra vida.

Para abrir este espacio, hemos de procurar eliminar los pensamientos negativos y ser agradecidos con todo lo que sí tenemos en la vida. Es la gratitud y la generosidad,  el aprender a recibir, a darnos a nosotros mismos y a ser generosos con los demás, lo que abrirá el espacio de la prosperidad.

La abundancia es un concepto muy interesante, porque no tiene que ver con cuánto dinero acumulamos en el banco, sino con la forma en la que vivimos nuestra vida y con lo que sea que tengamos enfrente de nosotros. Hay gente que tiene todo el dinero, pero que no puede disfrutar de la vida.

DAR ES LA CLAVE

El dar no tiene que ver necesariamente con dar dinero, sino con compartir nuestro tiempo, regalarnos una sonrisa, cuidar un ser querido, dar amory gentileza.

Si damos al otro y compartimos, independientemente de nuestra circunstancia, y tenemos confianza en que la fuente de abundancia es ilimitada, siempre habrá más para nosotros. Y por último, hemos de procurar cultivar pensamientos de prosperidad más que de fracaso. Recordemos que con los pensamientos creamos nuestra realidad. En la medida de lo posible, mantengamos una postura en la que nuestro corazón esté siempre abierto.

Para lograrlo, a menudo es necesario revisar el pasado y las creencias familiares. A veces estamos interpretando la realidad a través de un juicio tan enterrado en nuestra mente, que no nos permite dar el paso hacia la prosperidad. Una vez que entendemos cómo interpretamos nuestra relación con la abundancia, podremos cambiarla y acceder a lo infinito, partiendo de la profunda gratitud por lo que en este momento somos, tenemos y hacemos.

One Response

Add a Comment