Ácidez estomacal


El estrés cotidiano y la ingesta de alimentos muy condimentados o grasosos facilitan la sobreproducción de ácido estomacal, el cual puede ascender por nuestro esófago, irritándolo (reflujo gastroesofágico) y generando ardor (pirosis) en la denominada zona de la corbata (detrás del esternón, en la parte alta del abdomen).

De agudizarse, la pirosis evoluciona a disfagia, que es la dificultad del paso de alimentos hacia el estómago.

Para evitar este padecimiento:

• Come hasta un 80% de tu saciedad; así, el estómago presionará menos al esófago.
• No te agaches ni hagas ejercicio después de comer.
• Acuéstate a dormir 2 horas después del último alimento.
• Duerme del lado izquierdo; que la almohada eleve tu cabeza aproximadamente 10 cm.
• Evita fumar y tomar bebidas alcohólicas, porque activan este malestar.

Add a Comment