Adelgaza comiendo de todo


Te vamos a enseñar cómo puedes disfrutar de los alimentoss y cuidar tu imagen al mismo tiempo, inclusive comiendo uno que otro bocadillo.

Siempre es difícil resistirse a la tentación de ciertos platillos, ya que a veces los más ricos también lo son en grasas y calorías; sin embargo, puedes disfrutar de todos sin arrepentimientos, la fórmula es saber cómo y qué comer.

4 RESPONSABLES DE TU APETITO

1. Cuando se está en un ambiente ruidoso se come más de prisa y, por lo tanto, más. La explicación de este fenómeno se debe a que el ruido aumenta tu ritmo cardíaco, te acelera el pulso y todo el organismo, lo que hace que mastiques más rápido. Tal vez no puedas evitar este tipo de lugares, pero sí tomar conciencia de cada bocado que te llevas a la boca para masticarlo más lentamente y así evitar comer de más.

2. Los aromas despiertan la gula. De ahí que mientras preparas la comida sientas la necesidad de probarla varias veces. Evítalo. pues cuando te sientes a la mesa no tendrás hambre ni comerás como debes y tal vez te verás tentada a repetir ración fuerte fuera de horario.

3. No sólo deseas comer. En realidad, cuando eres la anfitriona y te sientas a la mesa con tus invitados, esperas que el encuentro sea un éxito, que lo que preparaste sea la sensación, que todos estén contentos y, sobre todo, que se te reconozca tal labor. Esas expectativas. se cumplan o no pueden ocasionarte una ansiedad que terminas apaciguando con el platillo. Tenerlo en mente puede ayudarte a calmar esa ansiedad y no sobrepasarte al comer.

4.  Si los demás engullen, tú también lo haces. La imitación es un mal ejemplo y la mejor manera de frenarlo es reconocerlo y repetirte mientras masticas que no hay necesidad de correr, es mejor tomarte tu tiempo y disfrutar de cada bocado.

Para que disfrutes de la comida te recomendamos:

  • Comer cinco o seis veces al día. Si ingieres 2,000 calorías divididas en seis raciones, tendrás menos túmulo de grasa, pues tu organismo las quemará más rápido. Es importante que no te saltes comidas para ahorrar calorías,  ya que al hacerlo solamente aumentarás tu hambre y te desquitarás a lo grande.
  • Equilibra tu alimentación con un buen desayuno. Puede ser un plato de cereal rico en fibra y sin azúcar; fruta; leche descremada, té o café … No olvides que la primera comida del día es la que menos engorda, ya que el cuerpo absorbe toda la energía que necesita, después de estar en ayuno.
  • La fruta y los yogures descremados son tus mejores aliados si te da hambre a media mañana o media

2 Comments

Add a Comment