Adelgaza sin pasar hambre


Adapta tu alimentación a tu vida real. Cuánto, cómo, cúando y dónde comer.

Adelgazar es el objetivo número UNO para las mujeres, sobre todo cuando se acercan ciertos eventos especiales, fechas conmemorativas o las vacaciones. Sin embargo, y pese al empeño y la ilusión inicial, los expertos confirman que casi el 70% de las que empezamos una dieta la abandonamos a los dos meses. ¿El motivo? Pues la mayoría porque la consideramos aburrida. En otros casos, el problema es que la dieta es muy estricta, lo que provoca lógicos ataques de hambre. Consecuencia: acabamos comiendo más y ganando peso (el temido efecto yo-yo).

Para lograr perder peso, en muchos casos no es necesario hacer dieta, basta con cambiar algunos hábitos. Es habitual, por ejemplo, pensar que saltarse una comida puede ayudar a bajar más rápido o que los productos light adelgazan, pero ninguna de las dos creencias es cierta.

Por eso, para perder ese par de kilos que tanto nos molestan te proponemos corregir esos errores bastante comunes. No se trata de comer menos, sino de forma distinta. Recuerda que comer bien adelgaza, así que, casi sin darte cuenta, sin hacer dieta, sin poner en peligro tu salud y sin pasar hambre, puedes perder esos kilos.

CUÁNTO COMER

Pequeños raciones bien repartidos o lo largo del día. Así evitarás lo sensación de hombre y lo ansiedad

CÓMO COMER

Despacio y en un ambiente agradable. Es importante que te sientes en lo mesa y te concentres en lo que comes. Olvídate de comer de pie, mientras lees el periódico o ves lo tele, yo que esos prácticas te Impiden disfrutar de los alimentos, lo que hace que tomes más cantidad.

CUÁNDO COMER

Lo ideal son 5 veces al día (hasta 6 si ingieres algo antes de ir a dormir). Establecer unos horarios de comidos y cumplirlos. Evito picar entre horas. Si no te saltas ninguno de las 5 comidas desayuno, medio mañana, comida, merienda y cena, es difícil que sientas hombre entre horas y así ayudar o prevenir enfermedades como lo obesidad o lo diabetes.

DÓNDE COMER

Lo mejor es en casa. Pero no siempre se puede.

Una práctica cada vez más habitual es llevarse la comida al trabajo. Lo recomendación es combinar legumbres, cereales y verduras, por ejemplo, una ensalada de lentejas con arroz, pimiento y cebolla.

3 Comments

Add a Comment