Adios a la piel de gelatina.


ejercicio

Si la piel de tus brazos está súper aguada, aplícate y ¡tonifícalos!

Para que tus brazos estén súper duritos, necesitas una rutina en la que trabajes bíceps, tríceps y hombros. Aquí te damos un buen ejercicio para lograrlo, sólo consigue unas pesas de cinco kilos y ¡a darle!

  • De pie, separa tus piernas a la altura de tus hombros.
  • Toma las pesas, una en cada mano, tus brazos deben estar relajados y los codos pegados a la cintura.
  • Levanta las pesas hacia el frente, hasta formar un ángulo de 90° con tu cuerpo.
  • Mantén la posición un segundo y regresa a la posición inicial.
  • Repite el movimiento de 12 a 15 veces. Son tres series.
  • Realiza este ejercicio cada tercer día y notarás la diferencia.

One Response

Add a Comment