Agua durante el embarazo.


agua

En las mujeres embarazadas y sus bebés es muy importante la hidratación. Tomar agua natural de manera regular es la forma más saludable para hidratarse y crear hábitos saludables desde el comienzo de la vida.

Existen marcas de agua natural embotellada con el balance exacto de sales minerales para satisfacer las necesidades fisiológicas durante el embarazo y la lactancia. Pero la forma más segura es buscar una marca de agua natural embotellada que sea recomendada por la Asociación Mexicana de Pediatría.

Durante el embarazo, el alumbramiento y la lactancia, el consumo adecuado de agua es fundamental para:

  • La protección del bebé: El agua constituye el 98% del líquido amniótico, el cual ayuda a proteger al bebé contra agresiones bacteriales, térmicas y mecánicas. Además contribuye al correcto desarrollo del aparato digestivo, músculos y huesos del pequeño.
  • El abastecimiento de nutrientes: La leche materna está compuesta por aproximadamente 87% de agua y según la OMS, durante los primeros seis meses de vida los bebés deben nutrirse sólo de ella. Y el que la mamá tome agua facilita el flujo de nutrientes hacia el torrente sanguíneo del bebé y su distribución por todo el organismo.
  • Compensar la pérdida de líquidos: La mujer lactante produce alrededor de 750 mililitros de leche diariamente alimentar a su bebé, por eso es necesario que aumente su consumo de agua natural para evitar la deshidratación.
  • Mejorar el estado de salud de la mamá: Tomar agua natural ayuda a prevenir dolores de cabeza, cálculos renales, infecciones urinarias y el estreñimiento tan común en la etapa del embarazo.
  • Eliminar toxinas: El agua sirve como transporte para eliminar desechos del metabolismo de proteínas, grasas y carbohidratos de las células a través de los diferentes órganos como la piel, los riñones y el aparato digestivo.
  • Crear hábitos saludables desde la infancia: Fomentar en tu hijo el consumo de agua desde su infancia es crearle un hábito saludable para toda la vida, pues se mantiene bien hidratado con una bebida sana que no contiene azúcar, calorías, cafeína ni ninguna otra sustancia.

La infancia es una etapa fundamental en la que se siembran los hábitos que permanecerán toda la vida. Y fomentarles el consumo de agua desde pequeños es una manera muy efectiva para el desarrollo de niños y adultos sanos.

Add a Comment