Agua Fría o Agua Caliente


ducha_1.jpg No hay nada más relajante que un buen baño caliente, pero si eres de las que deja una nube de vapor después de darte una ducha, seguramente no conoces todos los beneficios que el agua fría puede aportarte. Este líquido vital ha sido por siglos el arma secreta de muchas mujeres para conservarse jóvenes y activas, ya que estimula las defensas al aumentar la producción de glóbulos blancos y te fortalece contra enfermedades como el asma y la gripe.

También te activa la circulación, te hace sentir más enérgetica, te ayuda a prevenir la aparición de varices y celulitis y evita la flacidez de la piel. Así que si no te animas a darte el baño completo, al menos termina tu ducha con un regaderazo de agua bien fría. Notarás la diferencia.

Si tienes problemas de circulación consultado primero con tu médico.

One Response

Add a Comment