Alergias Psiquiátricas.


La relación que existe entre las entre las alergias y la salud emocional es más estrecha de lo que creemos. Estas son en realidad un padecimiento multisistemático que ataca órganos como garganta, ojos, al sistema inmunológico y cerebro.

Por ejemplo, el estrés que enfrentan las mujeres adultas por sus actividades como profesionistas y madres puede desencadenar alergias como la dermatitis atópica.

Los niños—varones, en su mayoría— que viven en tensión excesiva o tienen baja autoestima desarrollan asma o rinitis. Asimismo, la angustia y depresión activan las alergias, que debilitan al sistema inmunológico, abriéndole la posibilidad al cáncer.

Por otra parte, quien enfrenta una alergia severa sufre ansiedad, depresión y hasta psicosis. Esto sucede porque altera sus actividades cotidianas, su interacción con los demás y por el costo de la atención médica.

Una persona con una fuerte dermatitis atópica tiene lesiones en su cuerpo y en la cara; ésta última es su tarjeta de presentación, y eso le causa problemas emocionales, porque difícilmente lleva una buena relación de pareja. De ahí la importancia de la medicina psicosomática, que trata de entender la interrelación entre mente y cuerpo.

Add a Comment