Alimentación durante el embarazo


0068114b.jpg Durante el embarazo tienes que incrementar tu consumo de proteínas, algunas vitaminas y minerales, tales como ácido fólico y hierro, así como de calorías.

Empieza por eliminar la comida chatarra ya que sólo te ofrece calorías. También recuerda que comer más no significa comer mejor, quizá te sorprenda saber que tu cuerpo sólo necesita 300 calorías más por día del estándar (1,800 y 2,200 por día).

Es importante que excluyas de tu dieta los mariscos crudos (ostiones o sushi), la leche bronca o los quesos suaves como camembert y brie, el paté y la carne cruda. Esto se debe a que dichos alimentos son posibles fuentes de bacterias que pueden dañar al bebé.

No debes ingerir alcohol durante el embarazo, puesto que las consecuencias son graves para el bebé: defectos físicos, problemas emocionales y de aprendizaje. Estudios recientes muestran que el consumo diario de cafeína (4 tazas al día) causa abortos, peso bajo en el bebé así como el Síndrome de muerte infantil. Recuerda que existen otras bebidas que contienen cafeína como tés, cocoa y chocolate.

Además, es importante que incluyas un suplemento de ácido fólico durante el embarazo, ya que se ha comprobado que la falta de esta vitamina causa defectos en el tubo neural, lo que ocasiona espina bífida.

Recuerda que no debes ponerte a dieta durante el embarazo, uno de los síntomas de que llevas un buen embarazo es precisamente el aumento de peso.

Por lo general, debes comer cada cuatro horas, quizá no tengas hambre, pero puede ser que tu bebé sí, así que intenta con diferentes horarios de la manera que más te acomode. Puedes incluir postres, pero no dejes que se conviertan en tu principal alimento durante el embarazo, incluso sería mejor que los sustituyeras por fruta.

Add a Comment