Anticonceptivos: Esponja anticonceptiva


La esponja anticonceptiva es pequeña y contiene espermicida. La esponja elimina espermicida en la vagina, para matar o inmovilizar a los espermatozoides. Una concavidad en una de las caras de la esponja se fija sobre el cuello, para formar una barrera a los espermatozoides, y así evitar el embarazo. La concavidad también disminuye la posibilidad de que la esponja se mueva del cuello durante la relación sexual. Del otro lado la esponja tiene un cordón en forma de asa para removerla con facilidad.

Es una esponja suave y desechable, que contiene espermicida. Se coloca dentro de la vagina cubriendo el cuello del útero de manera tal que obstruye el paso de los espermatozoides, los absorbe y los neutraliza. Se humedece antes de colocarla y se puede colocar la esponja inmediatamente antes de la relación sexual, o algunas horas antes. Se puede tener sexo protegido durante 24 horas, sin importar las veces que mantenga relaciones sexuales.

No protege contra las enfermedades de transmisión sexual ni contra el SIDA.

Es una buena idea usar el preservativo masculino asociado a la esponja. Este aumentará la efectividad en la protección del embarazo y le disminuirá la posibilidad de adquirir una ETS y HIV.

Add a Comment