Anticonceptivos: Gestágenos


Tienen más de un 99% de eficacia y consisten en administrar hormona progesterona o sus derivados. Al hacerlo de forma continuada, se consigue que no se produzca la ovulación.

Pueden utilizarse en el postparto y durante la lactancia, pero a veces producen algo de acné y/o retención de líquidos. El inconveniente del método es que altera el ciclo, de forma que aparecen sangrados intermenstruales de escasa cantidad, pero frecuentes.

Se presenta en minipíldora, implantes subcutáneos e inyecciones. La más usada es la minipíldora, se toma una pastilla al día.

Los implantes son unas diminutas varillas que el médico coloca bajo la piel y liberan hormona durante tres a cinco años. Su inserción se realiza con anestesia local y es muy bien tolerada. En cuanto a las inyecciones, se pone una cada tres meses. Cuando se dejan de tomar los gestágenos, se recupera la fertilidad.

Los efectos de la minipíldora y el implante desaparecen en 48 horas y se reinicia el proceso normal, de modo que entre 4 y 6 semanas después reaparece la regla. Con los inyectables se recupera más tarde la fertilidad, incluso puede tardar hasta un año.

One Response

Add a Comment