Aprende a combinar corectamente los estampados.


Los colores sólidos son cosa fácil, pero el problema surge cuando se trata de estampados. Por eso, aquí te van unos tips para que aprendas a combinarlos como toda una profesional:

  • Si tienes poco busto: Nada mejor que un estampado de bolas medianas o grandes en colores brillantes en una prenda de cuello alto para darte volumen donde más lo necesitas.
  • Si tienes mucho busto: El estampado a la altura de tu pecho debe ser de chico a mediano; de las costillas hacia abajo puede ser grande, pero nunca exagerado a nivel de tu busto. Apóyate en un escote en V o prendas sueltas a nivel de cintura y cadera.
  • Si eres delgada: Apuesta por los estampados grandes o exagerados en la mayor parte de tu cuerpo. Tus mejores aliados son los holanes y plisados para dar volumen.
  • Si eres chaparrita: Vístete de pies a cabeza con un color sólido y agrega tu estampado favorito en una sola prenda. Checa que el estampado sea de chico a mediado, de esta manera lograrás alargar tu figura.
  • Si tienes poca cintura: Lleva cuadros medianos o grandes en la parte de abajo, darán la ilusión de una cintura pequeñita.

Add a Comment