Aprovecha al máximo tu rimel.


A todas nos ha pasado que estas en plena tarea de maquillaje y algo inesperadamente puede fallar.

Si después de aplicar el rimel en tus pestañas notas que ya no se colorean, no te preocupes, puedes solucionarlos facilmente asi que no te desesperes.

Solo tienes que correr a la cocina y calienta una taza de agua en el microondas por un minuto; después de que estes caliente el agua tienes que meter ahí el envase de tu mascara, pero checa que este perfectamente cerrado.

Espera 5 minutos para sacarlo. Con esto, conseguirás suavizar el producto que se adhiere a las paredes y podrás usarlo por lo menos una semana más.

Add a Comment