Bebidas para tu boda


bebidas.jpg

El vino y las bebidas son parte fundamental de la celebración porque dan un estado de alegría a los participantes, lo que permite que disfruten más de la comida, del baile y de la fiesta. iSalud por la vida, por el amor y por la felicidad!

La celebración de una boda implica chocar las copas en el brindis, levantar un vaso para animar el espíritu y disfrutar del momento feliz en compañía de los novios.

Los componentes de un bar también deben ser cuidadosamente seleccionados. Un bar bien surtido es siempre un gesto de generosidad.

Si el cálculo del gasto en este aspecto excede el presupuesto, puedes servir un grupo de bebidas selectas como una forma expresiva de hacer el brindis principal.

El día de tu boda debes ofrecer a los invitados lo mejor de la casa, ya que lo que se sirva, debe ser de la mejor calidad posible; de acuerdo con tu presupuesto, siempre podrás encontrar algo de calidad que complazca a los paladares exigentes.

– Elige marcas de prestigio.

– En los vinos, busca en la etiqueta “Casas con años de fundación” y que tengan “Denominación de origen”, lo que garantiza un estándar de calidad y no necesariamente son ultracaros si los ordenas por caja, sobre todo, si comparas su precio por botella en un restaurante.

Para planear lo que se va a consumir y la cantidad, es básico considerar puntos como:

– El tipo de bebidas que se va a ofrecer.
– La cantidad adecuada por invitado.
– Si se va a consentir a los presentes con un vino especial.
– Si se les va a sorprender con bebidas novedosas.

Tip: Los meseros deben prestar el mejor servicio y atención a lo invitados, por lo que nunca está de más que alguien de confianza se encargue de supervisarlos si no cuentan con un capitán.

Ya sea por costumbre, tradición o recomendación, lo que generalmente se sirve en las bodas es whisky, tequila, ron, vinos y licores, oporto o champaña, en sus tipos específicos de copas o vasos:

Vino: copas transparentes, una pequeña para el blanco y una más grande para el tinto.
Champaña: copas tulipán.
Martinis y daikiris: copas cocteleras.
Whisky: vasos bajos y gruesos.
Mezclas: vasos largos.
Jugos: vasos chicos.

Otras reglas básicas

– El vino blanco y la champaña se sirven fríos.
– El tinto se sirve al tiempo.
– El blanco va con pescado, pasta y pollo, con salsas blancas poco condimentadas.
– El tinto va con carnes rojas y combina con pastas de salsas fuertes.
– Para no fallar en la elección de los vinos (maridaje), pide consejo a especialistas en las tiendas o a un amigo que sepa de vinos.
– Las bebidas deben ser preparadas por un cantinero experto.

El maridaje es la cualidad de combinar adecuadamente los vinos que casan con los sabores de los alimentos, armonizando de tal manera que resaltan los sabores exquisitos, tanto del vino como del platillo.

– Con bebidas mezcladas se puede controlar mejor la cantidad de alcohol que se quiere servir, con la ventaja de que se pueden usar marcas menos costosas.
– Si tu presupuesto es reducido, no debes sacrificar la calidad, ya que puedes buscar buenas marcas menos famosas. Si no las conoces, haz una prueba en tu casa.
– En las bodas matinales no se sirven bebidas alcohólicas, sólo se brinda con champaña.
– La champaña suele servirse para hacer el brindis final, con el pastel de boda. Puedes sustituirlo por vino espumoso seco, si no puedes costearla.

Alternatlvas

– Además de las bebidas alcohólicas, puede haber un bar de diferentes ponches y barra de cafés.
– La barra de café puede incluir americano, expresso o capuchino, frío o caliente; o con alcohol, como el café irlandés.
– Un bar de ponches fríos funciona en un banquete con un costo significativamente más bajo.
– El clima también puede determinar el tipo de bebidas a servir. Por ejemplo: en una boda veraniega, al aire libre, se recomiendan los refrescantes daikiris o los martinis de sabores frutales; adorna las copas con flores o con frutas naturales como rebanaditas de naranja, limón, melón, manzana, piña, fresa o cerezas enteras.
– Puedes instalar un bar de tés finos de distintos sabores; helados si es de día o calientes si es de noche.

Tip:

Para que los invitados, contagiados por la alegría del evento, no se excedan al beber, es recomendable que los meseros lleven las bebidas a las mesas y no que los pidan directamente en el bar.

Add a Comment