Bella despues de un viaje largo.


Comienza la segunda quincena de julio y todo huele a vacaciones. Quien más quien menos ha preparado ya la lista para la maleta o incluso está a las puertas de comenzar su merecido descanso. Y el avión se convierte en uno de los medios de transporte fundamentales para muchas personas que ponen rumbo a su destino vacacional. Por eso, vamos a darte una serie de trucos para que, cuando el avión aterrice, estés lo mejor posible, sobre todo si es un vuelo largo.

  • La humedad relativa en la cabina del avión es de un 10%. Es decir, ¡bajísima! Para compensar sus efectos deshidratantes, nada como aplicar una hidratante rica en agua (no en grasa), que potencie la función barrera para retener el agua en la piel.
  • Conviene mantenerse bien hidratado. Es mejor evitar las bebidas gaseosas (hinchan); el café y el té, que son diuréticos, y mucho menos alcohol, que potencia la deshidratación.
  • Si se busca aterrizar guapa, es mejor no maquillarse hasta el final del vuelo. Si ya quieres despegar con buen aspecto, nada como un poquito de crema hidratante con color, algo de colorete, máscara transparente en las pestañas y gloss de labios.
  • La ropa ha de ser amplia. Si es oscura, mejor: en caso de manchas, serán menos notables. Otra opción es llevar una camiseta de repuesto en el bolso de mano. No está de más incluir un chal ligero que pueda salvaguardar de los a veces gélidos aires acondicionados y calcetines de repuesto. Y los zapatos también han de ser amplios: hay que contar con que los pies se hinchan durante el vuelo.
  • No está de más llevarse un antifaz para dormir mejor. La calidad del sueño mejora si los ojos no reciben luz alguna. Quien no quiera que le despierten para comer hará bien en hacérselo saber a la tripulación o poner un papelito que lo indique. Una buena opción para comer en el horario que quiera es llevar unas barritas energéticas o dietéticas y una botellita de agua.
  • Las medias de compresión son excelentes para evitar problemas de circulación. Se encuentran tanto en pantys (evitan que se hinchen tanto las piernas) como en calcetines, el formato preferido de los hombres.
  • El mejor movimiento para impulsar el retorno venoso es mover el tobillo de abajo arriba, con el gesto con el que se impulsaban antes las viejas máquinas de coser.
  • Las toallitas desodorantes o las limpiadoras para bebés son buenas aliadas para todo tipo de imprevistos.
  • Es mejor no peinarse antes de volar con lacas, gominas o geles, sino llevar el pelo lo más limpio posible.
  • Al llegar, una ampolla de ‘belleza inmediata’ de efecto flash ayuda a tener buena cara al instante.

Add a Comment