Boda: Postres de lujo.


Clásicos, sencillos y exquisitos: los ‘macarons’ representan el chic gastronómico venido del corazón de París. Pequeñas delicias elaboradas a base de almendra, ganache y azúcar, en una variedad infinita de sabores y colores que los convierten en el postre ideal tanto para el paladar como para la vista. Vainilla, moka, ron… la popularidad de estas pequeñas y delicadas galletas las ha llevado a viajar por todo el mundo, y ya es habitual encontrarlas en confiterías y pastelerías de ciudades como Nueva York, Londres o Madrid.

Lo último: las torres de macarons, una exclusiva y sorprendente alternativa al clásico pastel de bodas, de costra crujiente e interior cremoso, inspirada en la tarta nupcial francesa, la Pièce Montée, que tradicionalmente se elabora con pastelillos con base de crema y masa choux. Un punto y final de cuento, salido de la corte de la mismísima María Antonieta.

Add a Comment