Brocha para polvo.


brochas

Sirve para aplicar los polvos faciales sueltos, evitando que tu cara parezca polvorón. Es gruesa, tupida y de forma redondeada, y puede estar hecha de cerdas naturales o de nailon que miden entre 3 y 6 cm de largo.

¿Cómo se usa? Mete la brocha en los polvos sueltos y, antes de aplicarlos, sacúdela sobre la mano para retirar el exceso. Luego, centímetro por centímetro, da suaves golpecitos para dosificar bien los polvos sobre la piel. El secreto es apretar, no frotar.

One Response

Add a Comment