Bronceate en 5 pasos


1. Antes de distribuir el bronceador, utiliza un exfoliante para eliminar las células muertas de tu piel y que el producto penetre mejor. Extiéndelo sobre tu piel limpia y enjuágalo después de 20 minutos.

2. Aplica el protector solar o el bronceador, media hora antes de exponerte al sol, para que éste penetre en la capas interiores de la piel, y reaplícalo cada 2 horas mientras estás asoleándote.

3. Elige muy bien la hora y el lugar en el que te asolearás, ya que de eso depende el índice de protección que utilizarás. Recuerda que la arena refleja el 34% de los rayos UV y el agua el 5%.

4. Para conseguir un tono uniforme e intenso sin lastimar tu piel, evita tener un encuentro brusco con el sol y empieza con pequeñas sesiones de cinco minutos para estimular la melanina.

5. Desde las 12 del mediodra hasta las 4 de la tarde los rayos solares son perjudiciales, por lo que es recomendable que te abstengas de exponerte durante este lapso de tiempo.

PROTECCiÓN SOLAR

Es indispensable utilizar bloqueadores diariamente, pero sobre todo los primeros días que te expones directamente al sol, ya que su fórmula contiene un metal particular que bloquea la radiación solar. Debes elegir los bloqueadores de acuerdo a tu tipo de piel y la actividad que realizarás, ya sea en la sombra, en la playa o en la alberca.

Add a Comment