Buena postura al caminar


Andar no debe ser una cuestión puramente mecánica. ¿Pones atención en el modo en que caminas?, ¿cómo respiras durante la caminata?, ¿llevas un balance entre piernas y brazos? Pocas personas tenemos esto en mente a la hora de estar en movimiento.

Date un tiempo para modificar tu forma de caminar. Tus pies soportan todo el peso del cuerpo y una marcha inadecuada traerá problema de arco, empeine, juanetes, callos … además de dolores lumbares y de cuello.

Sigue estos breves tips para caminar correctamente:

  • Al despertar, antes de bajarte de la cama, realiza círculos con los tobillos. Seis veces en cada lado. Con esta acción previenes en más del 50% torceduras. Procura que tus zapatos tengan soporte en el talón. También puedes recurrir a las plantillas diseñadas para este fin. Notarás cómo se reducen las molestias lumbares.
  • Párate derecha y bien alineada. Además de lucir más segura y con porte, permites un mejor funcionamiento de tus órganos. Si caminas “encorvada” se reduce tu capacidad cardiopulmonar. Comienza a caminar con la mirada hacia el frente, la espalda recta y los hombros ligeramente hacia atrás. Al mantenerte erguida mejoras la oxigenación celular.
  • Mete el vientre. No sólo ejercitas los músculos de la zona sino le restas peso a la parte lumbar. Verás que con la práctica dejarás de quejarte de cansancio en la parte baja de la espalda.
  • Camina de manera que el talón toque primero el piso para, paulatinamente, ir distribuyendo el peso hacia delante. Olvídate de caminar de puntitas, de ir “flotando” y de dar pasitos muy cortos o muy largos, tus ingles gritarán ¡auxilio! Con dejar unos 50 cm de distancia entre un pie y otro es suficiente. Procura que los dedos de los pies apunten hacia adelante.
  • Al caminar mantén los brazos en movimiento. Lleva un ritmo entre el brazo derecho y el pie izquierdo. Lo mismo del otro lado.

5 Comments

Add a Comment