Cabello siempre sano… logralo


cabello.jpg Cada uno de nosotros nace con un tipo de pelo diferente y que puede cambiar con la edad, como consecuencia de la acción de los agentes externos y por los procesos químicos a los que pueda ser sometido. A pesar de todo, existen tres tipos de cabello y cada uno de ellos requiere un cuidado distinto:

Cabello normal:
El cabello normal es el ideal: es brillante, con movimientos naturales y libres y sin fisuras de ningún tipo.
Por lo general, el pelo de los niños y adolescentes pertenece a este grupo hasta que los agentes antes mencionados intervienen.
Su cuidado es moderado, para que no se altere el equilibrio de la fibra.

Cabello seco:
Los cabellos secos se rompen con mucha facilidad debido a su falta de elasticidad y falta de humedad.
Por ello, es fundamental hidratarlos y compensar su falta de grasa gracias a los bálsamos que le devolverán el equilibrio y el brillo perdidos.

Cabelllo graso:
Los cabellos grasos son los más brillantes debido a su exceso de grasa.
Esto puede ocasionar la caída del cabello.
Se ensucian con facilidad y tienen que ser tratados con productos específicos que disminuyan la presencia del sebo.

¿Qué tenemos que hacer para mantener el cabello sano?

La caída del cabello o la falta de brillo se debe a una mala alimentación escasa en frutas, verduras, legumbres, cereales o fibras. Las comidas grasas, helados, chocolates y frituras afectan negativamente a la salud de nuestro pelo y en general a todo nuestro cuerpo. Por ello, hay que ingerir fibras, que se encuentran en los vegetales y en el germen de trigo, grasas polisaturadas que están en los aceites vegetales, proteínas que se hallan en abundancia en la carne, pero también en los huevos, la leche, los cereales y las legumbres y, por último, los carbohidratos que están presentes en las frutas y los cereales integrales.

Elegir un champú de calidad y acorde con las características de nuestro pelo es básico. A la hora de lavarse la cabeza debemos aplicar el champú sobre el cabello húmedo realizando suaves masajes durante varios minutos, pero si nuestro cabello es muy graso aplicaremos el champú en seco, luego aclararemos bien el pelo con agua tibia.
Utiliza el cepillo de manera adecuada para reducir la posibilidad de roturas y puntas quebradas. Un peine con dientes redondeados, abiertos y separados es ideal.

Lávate el pelo por las noches o después de hacer deporte.

Por último, siempre que tengamos cualquier problema, debemos acudir inmediatamente a un especialista.
Recuerda que el cabello es el marco de una linda cara, si tu cabello esta maltratado tu no luces adecuadamente!, no dudes en usar tambien tratamientos para la mejora del mismo, siempre ayudan y logran que nuestro cabello se vea hermoso y reluciente, nuestro cabello acapara miradas logra que el tuyo sea uno de ellos!

Add a Comment