Carolina Herrera presente en la Semana de la Moda en NY


0119carolinathumb.jpg Líneas simples y telas livianas caracterizan la colección Primavera 2007 de la diseñadora venezolana Carolina Herrera, que se presentó durante la Semana de la Moda de Nueva York.

Herrera vierte estos elementos en el vestido, la prenda que predomina en su propuesta para la temporada primaveral y, a su juicio, la que mejor enfatiza la feminidad de la mujer, su principal fuente de inspiración.

Esta colección está pensada para la mujer sofisticada e independiente, que es chic pero no de manera forzada, sino natural“, dijo Herrera a Efe al finalizar la presentación de su colección en la gran pasarela instalada en el Bryant Park.

La Semana de la Moda reúne hasta el viernes a unos 80 diseñadores de renombre, entre ellos Oscar de la Renta, Custo Barcelona, Carlos Miele, Calvin Klein, Kenneth Cole, Lacoste, Michael Kors, Bill Blass, Donna Karan y Ralph Lauren.

El evento atrae tanto a representantes de las industria de la moda, el calzado, las joyas y el perfume, como a celebridades, la alta sociedad neoyorquina y seguidores de la moda.

Conocida por sus diseños llenos de glamour y elegancia, Carolina Herrera ofrece para la Primavera del 2007 una línea que “ignora las modas” y los excesos y que pone el acento en piezas clásicas y atemporales.

La simpleza es muy importante. Esta es una colección hecha para la mujer que quiere verse femenina y clásica“, señaló la diseñadora, para quien “incluso lo intrincado debe lucir simple“.

El vestido cobra protagonismo en la propuesta de Herrera para la próxima temporada.

Visualizo a la mujer con vestido. Los pantalones se los dejamos a los hombres“, apuntó.

Algunos vestidos en la colección son largos y de corte recto, otros acampanados o estilo “saco” hasta debajo de la rodilla, entallados y con cintos bordados como detalle y para marcar la silueta.

La colección también se caracteriza por pliegues, ojetes y bordados, aunque éstos “no son llamativos sino prácticamente ocultos”, según la diseñadora.

2-03-100.jpg La paleta se restringe al naranja, rojo, negro, concha, tiza y caracol (rosa), y se presentan tanto solos, en piezas monocolor, como en combinación.

Los detalles de la colección están en el cuello -dobleces o aplicaciones de flores de tela-, en los cinturones -algunos bordados- y en los vestidos de listones bordados o con encajes “ocultos” entre los pliegues.

Brazaletes de oro tipo cadena, zapatos con telas que hacen juego con los trajes y gafas de sol con motivos de encaje impreso resaltan entre los accesorios propuestos y diseñados por Herrera, que también tiene una línea de perfumes.

La diseñadora venezolana, que fundó su firma en Nueva York en 1988 y se ha convertido en uno de los iconos de la elegancia y el buen vestir en esta ciudad, ha creado unas diez fragancias para mujer y hombre en colaboración con Antonio Puig.

One Response

Add a Comment