Embarazo Archive

Peso y alimentacion en el embarazo.


Un embarazo sano no significa ni comer por dos ni comer la mitad. Tu ginecólogo te irá controlando el peso mes a mes, te dirá lo que puedes comer y cómo. Aún así, si te quedan dudas.

Siempre y cuando hayas empezado el embarazo en tu peso, siempre que no te sobren algunos kilos…

El aumento de peso ideal…

Durante el embarazo es hasta el 20% del peso previo, habitualmente entre 9 y 12 kilos.

¿Qué puedo comer y qué precauciones debo tener con la comida?

Durante el embarazo la alimentación debe ser completa y variada. La embarazada no comerá carne ni huevos crudos, o poco cocinados, ni embutidos poco curados, deberá lavarse las manos después de tocar la carne en la cocina y evitará comer verduras frescas sin lavar adecuadamente.

Sobrevivir al segundo embarazo.

Cuando llega el segundo ya no eres una primeriza atemorizada por la incertidumbre de los acontecimientos que están por venir. Ya has pasado por la experiencia de estar embarazada y ya casi nadie te presta la misma atención que la primera vez. No te preocupes, te damos unos consejos para que lo lleves ¡fenomenal!

  • Piensa en positivo.Lo primero que debes tener en cuenta es que sí, ya has pasado por un embarazo, pero puede que éste no sea igual. Siempre puede ser mejor y peor.
  • No te hagas la fuerte, ahora a parte del embarazo ya tienes un hijo en el mundo que te resta la energía que necesitas para estar descansada, sobre todo los primeros meses. Intenta que el resto de la familia se ocupe más de él, sin que él note que tu te ocupas menos.
  • Cuestión de peso. Cuídate, no alces pesos pesados, eso incluye al rey de la casa. No es que sea perjudicial para el bebé que esperas, la razón fundamental es que tu espalda, que ya soporta más peso del normal, se puede resentir. ¿No querrás que te den una baja por ciática, no?
  • No intentes abarcarlo todo: niño, casa, trabajo, embarazo… ¿Realmente te has creido superwoman? Ella no existe y tú no tienes súper poderes ( aunque tu hijo así lo crea).
  • Uff! Qué descanso… Hazle ver a tu marido y a la familia más cercana que cuando estás cansada realmente necesitas descansar. Algunas veces ellos no son conscientes del trabajo y la energía que supone llevar un embarazo sano.
  • Actúa cómo primeriza ypregúntale a tu médico todas las dudas que tengas. Éste embarazo no tiene por qué ser igual al anterior y si hay algo que te pasa que antes no te ha pasado no te quedes con el come come.
  • No alimentes tus miedos. Ahora que ya sabes a todo lo que te expones y a lo que te enfrentas, no estés pensándolo todo el día. Todo saldrá bien.
  • Herencias… Cuando se acerque el momento y te entre el síndrome del nido y empieces a limpiar como una posesa… Aprovecha a mirar, lavar y planchar todo lo que te pueda servir de tu hijo mayor, faldones, vestido, arrullos, toallas de bebé, sábanas de cuco, sábanas de paseo, baberos de recién nacido, bodys, pijamitas…
  • Alguien está por llegar. Aprovecha los momentos que estés con tu hijo mayor para hablarle de su hermano y que vaya tomando conciencia del nuevo bebé, explícale que vuestras vidas van a cambiar un poco, que él va a ser el mayor y que te va a tener que ayudar a cuidarle, lavarle… Empieza a darle importancia para que cuando nazca el bebé no se sienta desplazado y ocupe su lugar de mayor con naturalidad.
  • El ahorro. Ya no tienes que comprar ni carro, ni cuna, ni cambiador, ni calienta biberones, ni esterilizador, ni bañera, ni hamaca, ni prácticamente nada. ¿Qué quieres que te regalen tus amigos? Pídeles cosas que realmente que hagan ilusión, ¡ya lo tienes todo!
  • Un consejo. Como ya sabes que tu cuerpo vuelve a ser el mismo en un tiempo, cómprate un conjunto nuevo para ese gran día en el que te vuelven a entrar tus vaqueros. En casa te tienen que seguir viendo radiante.

¿Qué pruebas de laboratorio debo realizarme cuando estoy embarazada?

Estas son las principales pruebas de laboratorio que debes considerar en cada uno de los trimestres de la gestación. Es importante tomar en cuenta que existen muchos más estudios complementarios, pero su solicitud e interpretación queda en manos del médico.

Biometría Hemática
Valora los niveles sanguíneos de hemoglobina y otros elementos de la madre, es decir, ayuda a descartar la presencia de anemia, problemas con los glóbulos blancos, rojos y principalmente con las plaquetas, indispensables para evitar problemas de tipo hemorrágicos durante el parto o cesárea.

Glucosa en sangre
Mide la cantidad de azúcar en la sangre, se ve cómo está metabolizando el organismo la glucosa y la función de los órganos involucrados en este proceso: hígado y páncreas, entre otros.

Determinación de Grupo Sanguíneo y factor RH
Esta información es básica para descartar la incompatibilidad al factor RH, es decir, el bebé puede heredar el RH de la madre o del padre; cuando hereda el RH positivo del papá y la mamá es RH negativo pueden presentarse problemas como: Ictericia (apariencia amarillenta en la parte blanca de los ojos o en la piel) o incluso muerte fetal.

VDRL (Venereal Disease Research Laboratory)
Es un estudio que se realiza específicamente para descartar la existencia de infección de transmisión sexual.

Examen general de orina
De acuerdo con los especialistas, éste es uno de los principales exámenes que se debe realiza durante el embarazo, ya que gracias a él se pueden detectar alteraciones como: infección de vías urinarias, que conllevan a amenaza de aborto, aborto, ruptura de membranas y a trabajo de parto prematuro; diabetes gestacional y preeclampsia (enfermedad hipertensiva aguda del embarazo).

Consejos para alejar alejar el fantasma de la infertilidad

Hay para quien tener un hijo se convierte en uno de los objetivos fundamentales de su vida, llegando, en muchas ocasiones, a convertirse en una auténtica obsesión. Craso error, porque la ansiedad y el estrés no favorecen en nada su consecución. Más bien al contrario: entorpecen el proceso. Por ello, si tú y tu pareja estan en esta situación tienes que comenzar por tomar este asunto con calma y tener en cuenta que lograr un primer embarazo (según los expertos, aunque siempre hay excepciones) puede llevar todo un año.

Así, pues, no obsesionarse y mantener la tranquilidad, sí, pero también es necesario que pongas en práctica una serie de cuidados básicos para preservar tu fertilidad. La clínica de reproducción asistida Ginefiv, de Madrid, ha elaborado un decálogo que te puede ayudar a conseguir un embarazo con mayor facilidad. ¡Toma nota!

  • No retrases demasiado la maternidad. Aunque los tiempos que corren no facilitan demasiado este hecho, es cierto que la edad es un importante condicionante a la hora de tener hijos. Ten en cuenta que a partir de los 35 años se comienzan a tener más dificultades para ser madre; cada año que se retrasa la posibilidad de quedarse embarazada se reducen un 5% porque disminuye la reserva de óvulos y la calidad de los mismos.

  • ¡Deja de fumar! Las mujeres fumadoras requieren más medicación con gonadotropinas para estimular la ovulación. Además, se suelen cancelar más ciclos y las tasas de implantación son más bajas. Igualmente fumar puede traer aparejado otras complicaciones: abortos, gestaciones extrauterinas, placenta previa, prematuridad…

  • Reduce el consumo de alcohol. Aunque el efecto del alcohol en las mujeres no ha sido claramente establecido como factor que influya directamente sobre la fertilidad, hay que reducir su ingesta. Y es que hay algunos expertos que aseguran que tomar dos o más bebidas alcohólicas al día puede afectar negativamente a la fertilidad. Ni que decir tiene que, una vez embarazada, debes suprimir por completo el alcohol de tu dieta.

  • Procura vigilar tu peso. Las mujeres con problemas de obesidad tienen más dificultades para quedarse embarazadas. Es conveniente seguir una alimentación equilibrada y una dieta en la que se eliminen las harinas refinadas porque contribuyen a aumentar los niveles de insulina, que interfieren negativamente en la ovulación. En su lugar, conviene ingerir harinas integrales y evitar la bollería industrial. Además es conveniente aumentar el consumo de alimentos que contengan antioxidantes y ácidos grasos omega 3 (los encontrarás en la mayor parte de los vegetales y en el pescado azul) porque contribuyen a mejorar la calidad de los óvulos. Ahora bien, tan perjudicial es el aumento como la pérdida drástica de peso, ya que la producción de hormona GnRH puede verse reducida y, por tanto, la ovulación puede volverse irregular. A ello hay que añadir que un peso excesivamente bajo puede afectar a la disponibilidad de revestimiento uterino para permitir que el embrión pueda implantarse en él.

  • Disminuye la ingesta de café. Abusar de esta bebida no sólo afecta negativamente a la fertilidad femenina, sino que también impide la absorción del calcio por parte del organismo.

  • ¡Relájate! La ansiedad o el estrés disminuyen el nivel de gonadotropinas y aumenta la cantidad de prolactina, lo que puede impedir la ovulación.

  • Haz ejercicio moderado. Desde estas páginas hemos insistido más de una vez en las bondades del deporte: previene enfermedades coronarias, elimina grasas… Ahora bien, si piensas en quedarte embarazada opta por practicar deportes suaves como, por ejemplo, andar o nadar.

  • ¡Atención a la medicación! Si estás tomando fámacos, consulta a tu médico antes de intentar el embarazo. Algunos de ellos afectan la fertilidad y otros pueden causar efectos no deseables en el feto.

  • Ellos también deben cuidarse. Desde hace algunos años son muchos los estudios que advierten del descenso de la calidad del semen. Y ello es debido, en muchos casos, al estrés o a hábitos de vida poco saludables. Para evitar este problema los expertos aconsejan eliminar el tabaco porque no sólo influye en la reducción de la concentración de esperma, en su movilidad y morfología, sino también puede provocar un aumento de la fragmentación del ADN del gameto o en problemas de erección. Al igual que las mujeres deben cuidar la alimentación porque la obesidad puede provocar disfunción eréctil y una disminución de las relaciones sexuales. A todo esto hay que añadir que el estrés, las largas jornadas laborales o el alcohol pueden debilitar el esperma.
  • Si después de un año intentándolo no hay resultado, es conveniente consultar con un especialista. Esta es una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y es que, a pesar de que el 15% de las parejas españolas en edad fértil tiene problemas a la hora de concebir un hijo de manera natural, la mitad de ellas no acude al médico para intentar solucionar el problema.

Moda para mamá la tendencia más veraniega

Rayas marineras, tonos rojos y blancos, azules… Te presentamos la tendencia más veraniega de todas, el marinero. ¡No te la pierdas!

Llega el buen tiempo y con él las temperaturas comienzan a subir. Los días se alargan y las vacaciones están a la vuelta de la esquina. ¿Qué llevarás en tu maleta este verano? Seguro que te puedes inspirar en los looks que te proponemos.

No lo decimos nosotras. Lo dicta la moda, lo hemos visto en las pasarelas. Las rayas marineras se llevan más que nunca.


Sí, embarazada también. Embarazada se lleva todo lo que nos proponen, pero adaptado a la tripita que crece y crece. Por fin podemos encontrar ropa de embarazada que sienta bien, es bonita y se adapta al estilo de hoy.