Cinco claves de oro para mantener la línea


1. En la variedad está el gusto. Es necesario planificar los menús con un poco de antelación para que éstos sean variados y más completos. Diversificar ayuda a no aburrirse y no desmotivarse a la hora de seguir una dieta, así como a adquirir hábitos de alimentación que nos ayuden a mantenernos de ahora en adelante.

2. Poco a poco. Para perder peso y no recuperarlo hay que tener paciencia, pues se requiere un cambio de hábitos. Modificar la manera de comer no se hace en dos días.

3. Atención a lo que bebes. Las grasas y el alcohol son los componentes de la dieta más calóricos. Por ello son los que más se deben controlar y moderar en la dieta. Pon atención no sólo a lo que comes sino, sobre todo, a lo que bebes: una cerveza tiene casi las mismas calorías que un bistec.

4. Moderación y sentido común. Para reducir el número de calorías y bajar de peso hay que comer menos. Para lograrlo, cuando comas fuera de casa elige dos primeros platos en lugar de un primero y un segundo. Si eres consciente de que tu dieta es desequilibrada y, por ejemplo, consumes demasiadas grasas, reduce su ingesta, pero no te impongas un régimen demasiado restrictivo.

5. Haz cinco comidas al día. Este punto es tan o más importante que los anteriores. Así que nada de saltarte el desayuno, la comida o la cena, ya que provoca que los niveles de leptina bajen y, en consecuencia, tu apetito aumenta. Para mantenerse, más vale realizar cinco com idas moderadas a lo largo de la jornada, que dos o tres más copiosas.

2 Comments

Add a Comment