¿Cómo hallar tiempo libre?


¿Qué tan a menudo tienes tiempo suficiente para relajarte, estar en calma y sentirte en paz contigo misma? En vez de esperar que esos momentos agradables lleguen, hagas tú lo posible porque surjan con más frecuencia. Pon a prueba estos “cambios de velocidad”:

  • Rompe el ritmo de tu vida: Si aprendes a conocer ese ritmo puedes hacer que el tiempo te rinda más. Por ejemplo, quédate un minuto más en el auto al regresar del trabajo. Fíjate cómo la aceleración del día aún te impulsa. Luego relájate y cambia de velocidad. Tu tiempo en casa parecerá expandirse.
  • Valora lo trivial: Casi siempre nos concentramos en las cosas importantes y no apreciamos los momentos de tranquilidad. Tareas como limpiar, pasear al perro o lavar la ropa son “tesoros para el alma”. Préstale atención a lo cotidiano y te sentirás más en calma conectada con el presente que pensando en el próximo gran evento.
  • Recuerda que el tiempo nunca se pierde: Esa irritante espera de 20 minutos en la consulta del médico no es tiempo perdido. “Es tiempo ‘encontrado’; un regalo sorpresa. Empléalo en algo placentero, como hacer un crucigrama o soñar despierta. Tu estrés desaparecerá por completo.

Add a Comment