Como puedo adaptarme a un nuevo trabajo


conservar un trabajo
Te traemos 10 reglas de oro para ti, que eres la nueva en la oficina.

Si tú ya lograste un nuevo trabajo eso habla muy bien de tu capacidad profesional. Durante las primeras semanas, es normal que experimentes incertidumbre al no saber qué esperar de los compañeros y cómo “moverte” en este ambiente distinto. Para empezar la experiencia con el pie derecho e integrarte rápidamente, los especialistas recomiendan aplicar algunas acciones concretas los primeros 30 días. Toma nota de las cinco cosas que debes hacer en tu nuevo trabajo y las cinco a evitar, para demostrar por qué fuiste la mejor opción a contratar.


LO QUE DEBES HACER EN TU NUEVO PUESTO

1. “Empápate” de tus tareas

Investiga sobre los resultados que se han coseguido en tu puesto hasta el día de hoy y lo que esperan de ti; eso servirá para hacer tu plan de trabajo con ideas frescas. Recuerda: no quieras correr antes de caminar, vete con calma, no se trata de hacer cambios en una semana.

2. Una radiografía de tu jefe y compañeros

Conoce a tu equipo de trabajo: fíjate en sus reacciones, qué les gusta, qué les molesta y cuáles son sus prioridades.

3. Datos de “aquí y de allá”

Los primeros días tendrás mucha información: nombres, cargos y hasta claves para hacer llamadas. Ve con iPad o libreta en mano y anota, identificando con cuáles áreas trabajarás más.

4. ¿Qué esperan de ti?

Debes tener muy claras tus funciones y expectativas. Recuerda que en muchas empresas hay programas para evaluar tu rendimiento laboral.

5. Sé audaz

Tres de cada diez empresarios buscan personas que demuestren proactividad. Sé puntual en tus entregas y hazlas con calidad. La excusa de que eres nueva, no vale.

LO QUE NO DEBES HACER

1. Hablar de más

El primer impulso cuando se tiene un empleo nuevo es simpatizar. Evita platicar sobre tu vida privada o sumarte a un rumor por querer hacer amistades; “esos comentarios podrían perjudicarte”.

2. Encerrarte en tu círculo

Evita que tu vida social, como la hora de la comida, gire en torno a tus hábitos o compañeros de trabajo anteriores. Ábrete y trata de familiarizarte con el nuevo equipo.

3. Desconocer las reglas “de la casa”

“Tache” si pasan 30 días y no tienes identificadas las situaciones que son una especie de código entre la gente de la oficina. Conocer esas reglas de convivencia -no escritas- te ahorrará problemas.

4. Pecar de conocedora

Eres buena en tu profesión, cierto, pero desbordar tu ego profesional evidenciando los errores de tu antecesor, por ejemplo, en lugar de ganarte respeto, te puede condenar a que tengan una mala imagen de ti.

5. Renunciar apenas entraste

Aprende a controlar tus impulsos y no quieras “tirar la toalla” a la primera, porque se presentó una situación desagradable. Esto podría llevar a tu jefe a cuestionarse si realmente eres la mejor opción. No lo olvides: quien detecta un problema y propone cómo resolverlo, gana puntos ante el jefe y no al revés .

 

No Responses

Add a Comment