Como superar la separación con tu pareja


separacion en parejas como superarlo

El amor es eterno … mientras dura. y hablar sobre la separación es el proceso más difícil antes de poner punto final.

Todos, absolutamente todos los rompimientos duelen. ¿Acaso conocemos/hemos vivido uno en el que los dos se alejen/nos alejemos felices y contentos a disfrutar de una nueva vida? Lejos de sentimentalismos, cuando hay una ruptura, algo, literalmente, se muere. Porque una separación trae consigo varias pérdidas: la de la pareja, las propiedades en común, objetos materiales, dinero, amistades, relaciones familiares, incluso la de la propia seguridad y autoconfianza.

Una de cada dos parejas se separan en los primeros siete años de convivencia; 70% de quienes lo hacen tienen entre 25 y 39 años de edad y casi el 75% de las mujeres y el 80% de los hombres, vuelve a tener pareja, sin casarse necesariamente.


Si estás pensando en dar este paso, repasa estos apuntes, que quizás contribuyan a que el camino de tu decisión sea si no amable, sí un poco menos complicado (si es que acaso existe esta posibilidad):

  1. Nunca habrá un “buen” momento para comunciar una separación. La mayoría de las veces es uno de los miembros quien la propone, así que cuando se revela la noticia, lo esperable es que no sea tomada a bien. Por si fuera poco, casi simpre se “escoge” el momento menos indicado, “pues ya hay mucho tiempo de por medio tratando de abordar el tema y apenas se encuentra una oportunidad, al menor detonate, y ya en un estado de ‘olla exprés’, se llega al límite y se comunica la decisión”. Para evitar que el momento se torne agresivo, o hasta violento, lo mejor es hablar sobre los puntos por los cuales cada uno cree que la relación ya no funciona, tomar en cuenta la opinión del otro y escuchar lo que tiene que decir. Comunicar asertivamente a la pareja que se quiere separar de ella depende de qué tan pensada y clara se tenga esta decisión.
  2. Es conveniente avisar a la familia y no conservar las cosas en secreto cuando cuando la pareja ya llegó a un acuerdo; cada uno deberá platicarlo con sus respectivos familiares. Si hay hijos de por medio, también deben comunicarlo inmediatamente. Aunque ésta es un época muy díficil para todos, porque todos entran en un proceso de duelo, es mejor hablar las cosas con claridad y huir de malentendidos y chismes.
  3. Se debe evitar cualquier tipo de falta de respeto hacia el otro. Ante todo, es importante honrar el tiempo y todo lo que te dejó la relación. Antes de hacer algo que pueda dañar el proceso de separación (hablar mal de la relación, salir con otra persona, quitar cualquier tipo de apoyo), piensa y reconoce lo que tu pareja hasta hace unos días te dio; todo lo que aprendiste a su lado.
  4. Tu/Su vida en las redes sociales. Haz lo que sea más cómodo e importante para ti. Mientras que para algunos podría ser catártico, por ejemplo, cambiar en Facebook, el estatus de “casada”, “comprometida” o “en una relación” por el de “soltera”, para otros podría ser mejor no decir nada al respecto y dejar que las cosas se vayan dando. Borrarlo o no borrarlo de tus redes es tu decisión. Quizás te lleve tiempo o tal vez lo hagas de inmediato; valora con la cabeza fría, lo que más te convenga.
  5. Ni amigos ni enemigos.Seguir manteniendo la amistad con tu ex pareja no es algo sencillo; de hecho, en términos estrictos, no es lo más recomendable, por las falsas señales que se puedan generar. Para lograr una amistad se requiere de un gran esfuerzo y mucho trabajo personal para lidiar y tolerar la situación. Hay quienes son lo suficientemente responsables y flexibles como para aceptar que esto ocurra, pero otras prefieren la distancia absoluta. Háblenlo y lleguen a acuerdos. Terminar con una relación de pareja es una de las situaciones que más estrés genera en la vida.Si bien algunas personas anhelan que su relación sea estable y duradera, también asumen que en el tema del amor no hay certidumbres, por eso no limitan sus aspiraciones a la vida conyugal, sino que desarrollan un proyecto de vida individual al que se entregan de manera apasionada y comprometida.Lejos de culpas y resentimientos, deberás asumir el rol que te haya tocado jugar con madurez. Si tú tomaste la decisión, necesitas aceptar la proporción de tu responsabilidad, reconocerla, reparar lo reparable y hacer notar lo irreparable. Esto ayudará a que ambos se transformen y les permitirá iniciar un camino de crecimiento para ser una persona congruente, responsable y compasiva; de esta forma habrá alivio en tu presente y te facilitará crear en el futuro vínculos significativos.

Imagenes: http://blog.tutu-mama.com

Add a Comment