Como tener dientes blanco. Sonrisa perfecta


sonrisa.jpg No se trata sólo de usar labial y el delineador perfecto, una sonrisa sana es mucho más que eso.

TUS ALIADOS
EL CEPILLO
Debe ser de tamaño proporcional a tus dientes, y no muy duro, pues lastimaría tus encias. Cámbialo cada tres meses (para no acumularse restos nocivos o humedad) y déjalo secar un rato después de cada uno.

EL HILO DENTAL
Úsalo antes del cepillado. Los odontologos recomiendan deslizarlo suavemente entre cada unión de dientes, y retirarlo hacia abajo para que se lleve los restos de alimentos. Cada espacio debe limpiarse con un trozo de hilo nuevo.

EL ENJUAGE
Si tu boca está sana, no es obligatorio, de lo contrario su uso es muy recomendable.

TU DENTISTA
Haz una cita una vez al año para que te haga una limpieza dental y cheque que no tengas problemas de caries o gingivitis.

TÉCNICAS DE CEPILLADO DENTAL
– Cepillar durante 10 segundos cada sección de dientes (la que abarque el cepillo) de la encía hacia fuera (nunca al revés) y las muelas en la zona de masticación.

– Se puede usar cualquier pasta dental, pero se recomiendan las fluoradas y que no sean muy dulces, pues estas últimas contienen glucosa que se adhiere a los dientes si no te enjuagas bien.

– Cepillar también la lengua y el paladar para eliminar las bacterias que se alojan ahí y que causan mal aliento.

– Tu boca estará limpia cuando sientas la superficie de tus dientes lisa. Esto querrá decir que no hay adherencia de placa ni restos de comida.

ENEMIGOS DE TUS DIENTES

– Ingerir demasiada azúcar
-Abrir cosas con los dientes
– Morder dulces ó hielo
– Chupar limones
-Ir a la cama sin haberte lavado los dientes

CAUSAN MAL ALIENTO

– Refrescos de cola, salsa de soya, café y té negro.

TIPS PARA EL CUIDADO DENTAL

– Bebe abundante agua natural sobre todo si estás a dieta, haces mucho ejercicio, tomas medicamentos o tu trabajo requiere que hables mucho.
– Toma té sin azúcar (sirve para limpiar los dientes)
– Incluye yogurt natural en tu dieta.
– Trata de cepillar tus dientes en la media hora posterior al consumo de tus alimentos y también por las mañanas, después de levantarte.

22 Comments

Add a Comment