Como vivir feliz, solo se vive una vez


como vivir feliz
Si te sientes deprimida, frustrada o muy cansada, haz un alto en el camino y valora lo que quieres de la vida, recuerda “Solo se vive una vez”

Sin importar la edad que tengas, ¿cuántos años más crees que te queden para disfrutar el presente? Vivimos planeando un momento que quizá nunca llegue, sin embargo, la ilusión ayuda para que los sueños nos impulsen a despertar con ánimo cada mañana.

Cada día exige mucho de nosotras mismas, el arreglo personal, transportarnos al trabajo, creer en el amor, lidiar con exhaustivas horas de juntas, citas, frente a la computadora y apenas nos queda tiempo para ver a las amigas, familiares o atender a los hijos; eso si no tienes una pareja con quien compartir momentos de intimidad.

¿ Cuáles se han vuelto tus prioridades en la vida? La salud, el trabajo, el dinero, el amor, los amigos o simplemente ya no tienes tiempo para profundizar en lo que realmente es importante para ti. ¿Qué es lo que perdura y qué es pasajero? ¿Hace cuánto que no haces un viaje de placer? ¿Te cuidas lo suficiente como para asegurar una vejez saludable? ¿Haces ejercicio?

Quizás sean demasiadas preguntas pero es mejor cuestionarte ahora para que hagas un alto en la rutina y analices si el camino que sigues es el que te conduce a un destino positivo. De lo contrario, ahora mismo puedes replantearte muchos hábitos, cada segundo tienes la oportunidad de cambiar el rumbo de tu vida.

Si estás casada, divorciada o soltera, no es relevante, lo que sí importa es que estés feliz con el estilo de vida que elegiste y siempre dediques tiempo para ti. Cuida que las decisiones que tomes siempre sean resultado de tus deseos y no de presiones sociales para satisfacer a otros.

Los años que te queden de vida ¿cómo te gustaría que fueran? Si la mitad de lo que has hecho te satisface, vas por el rumbo adecuado, pero si te sientes frustrada o desesperada, ten paciencia o tomate unas vacaciones para que piense en los cambios que necesitas hacer par que no pases otra década de inconformidad. Es momento de reencontrarte con tu verdadera vocación.

Espero que para tí sea más importante “el ser” y no “el tener”, que combine ambos verbos de manera equilibrada comprendas que tu cuerpo es sólo un instrumento para tener una experiencia espiritual en este mundo.

Se una persona libre, plena, llénate de frescura, perdona y ama con todo tu corazón.

Add a Comment