Consejos para combatir el estreñimiento


estreñimiento ¿Te cuesta ir al baño a hacer tus necesidades? Aquí tienes algunas claves para acabar con el estreñimiento sin necesidad de laxantes.

Cinco claves

Variable. Cada persona tiene unas horas en las que está más predispuesta a ir al baño.

– Dieta
Hay tres grupos de alimentos ricos en fibra que no pueden faltar en tu dieta diaria: 5 piezas de fruta al día (kiwis, manzanas con piel, piña, higos, ciruelas, etc.), verduras frescas en ensaladas (lechugas, espinacas, zanahorias, apio, etc.) y productos cereales integrales (arroz y pasta integral, pan integral). La fibra será tu aliado invencible, porque al ser un elemento insoluble, ayuda a movilizar tus intestinos, mantiene tu flora intestinal y mejora el tránsito de los productos de desecho.

– Ejercicio
La actividad física favorece las contracciones intestinales que mueven el contenido del intestino hacia el recto para su evacuación. El deporte más efectivo para evitar el estreñimiento es el correr, porque produce una liberación de adrenalina que provoca un intercambio hídrico en la mucosa intestinal que ablanda las heces y crea un reflejo de eliminación tan rápido que puede llegar a ser problemático en los corredores en competición.

– Hábito
Cada persona tiene unas horas en las que está más predispuesta para la eliminación: al levantarse, después de comer, a la hora de dormir. Descubre tu hora y respétala para sentarte tranquilamente y funcionar. Cuando se pierde la regularidad es importante recuperar la rutina. La mayoría de las mujeres sufren estreñimiento cuando viajan porque no se encuentran en su propio baño y son más aprensivas con la higiene.

– Relajación
Si los nervios están en tensión, es imposible relajar los esfínteres anales. Unos simples ejercicios de relajación, o realizar respiración abdominal profunda en el baño, ayudan a tranquilizar los nervios y a concentrarse en la tarea.

– Remedios naturales
Los remedios de las abuelas suelen ser muy efectivos para acabar con los atascos. Por ejemplo, el aceite de oliva en ayunas engrasa tus intestinos y provoca la liberación de ácidos biliares. Tomar un vaso de agua en ayunas, macerar semillas mucilaginosas como el lino en agua y tomarlas por la mañana, etc.

13 Comments

Add a Comment