Convierte una experta con el labial.


labial

Primero que nada, debes mantener tus labios suaves y humectados. Para ello, exfólialos poniéndoles una capa generosa de vaselina, busca un cepillo de dientes que ya no uses y masajéalos suavemente con las cerdas para eliminar la resequedad y los pellejitos.

Elimina el resto de vaselina con un pañuelo desechable. Tampoco olvides aplicarles un bálsamo con aceites para hidratarlos y darles brillo. Ahora sí, pasemos al color:

  • Ponte un poco de base con una esponja húmeda.
  • Con un lápiz del color de tus labios, delinéalos de la comisura hacia el centro.
  • Llena de labial un pincel para labios y rellénalos de las comisuras hacia el centro.
  • Coloca un pañuelo desechable sobre los labios y presiona ligeramente para eliminar el exceso de color.
  • Si quieres, puedes aplicar una segunda capa de labial con tu pincel o únicamente darle un toque de gloss.

Add a Comment