Corrige tu postura al caminar


¿Pones atención en el modo en que caminas? ¿Llevas un balance entre tus piernas y brazos? No es lo mismo caminar con una postura altiva y derecha que sin gracia, curveada y mirando al piso.  Puedes ser una mujer muy guapa y tener un cuerpo increíble, pero si tu postura es pobre, nadie se va a enterar de tu belleza. La buena postura mejora la salud, ya que facilita una adecuada respiración y evita dolores de espalda, cuello y hombros. La mala postura desgasta los discos intervertebrales (que son como amortiguadores) ya que afloja, empuja y tira los músculos de manera desigual. Pocas personas tienen esto en mente a la hora de estar en movimiento.

REVISA TU POSTURA

Pide a una amiga que te tome una fotografía de costado cuando estés parada, observa los cambios que debes hacer:

  • Tus orejas deben estar a la altura de tus hombros mientras miras al frente.
  • Tus hombros tienen que estar ligeramente hacia atrás (no recogidos), lo que implica empujar el pecho hacia afuera.
  • Tu cuerpo debe estar enteramente vertical.
  • Para sentir lo que es una buena postura, ponte de espaldas en un muro, deja que espalda, hombros y pompas lo toquen al mismo tiempo. Tus pies deben estar a pocos centímetros del muro; aléjate caminando y trata de mantener esta postura, que es la correcta

IMPRESIONA AL CAMINAR

1. Contrae el abdomen al caminar.

2. Relaja tus hombros hacia abajo y ligeramente hacia atrás, denotarás naturalidad y feminidad.

3. Mantén tu cuello estirado, tu barbilla paralela al piso y ligera mente hacia arriba.

4. Da pasos moderados. Evita dar pasos grandes o caminar muy rápido.

5. Si caminas mirando al piso, pareces insegura. Mira hacia delante y a tu alrededor; con confianza.

6. Mantén los brazos en movimiento. Lleva un ritmo entre tu brazo derecho y tu pie izquierdo y viceversa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

m4s0n501