Cremas antiedad, ¿influye cómo se aplican?


Conviene dedicar unos minutos a masajear suavemente la piel mientras se aplica la crema hidratante

Quizá no te lo has planteado nunca, pero no es lo mismo aplicar una crema antiedad deprisa y corriendo que haciendo un pequeño masaje sobre el rostro. Y es que la forma de poner el producto sobre nuestra piel marca la diferencia. Por eso, conviene dedicar unos minutos a masajear suavemente la piel mientras se aplica la crema hidratante.

La razón es que… de esta forma se estimula la circulación de la sangre y se ayuda a absorber mejor la crema, de modo que los ingredientes antiedad vayan más allá y actúen de manera más rápida y efectiva. El resultado: una piel suave, relajada y con menos arrugas.

One Response

Add a Comment