Cuando tu mejor amigo quiere contigo.


Sí, es a todo dar, lo quieres demasiado, pero no como él busca ser querido por ti, así que no te queda más remedio que desengañarlo y decirle que no. Lo que más te duele es que quizá lo pierdas y no quieres que eso suceda, ¿qué puedes hacer? Pues bien, no hay otra forma de hacerlo más que hablando con el corazón.

  • Sé agradecida: Antes que nada, busca un lugar apropiado para hablar con él y plantéale la posibilidad de que esté confundiendo sus sentimientos, digo, no sería nada raro, ya que se llevan tan padre y conviven tanto que puede ser que esté confundido. Pero si insiste en que de verdad te ama, entonces empieza por agradecer su amor, dile que tú también lo quieres muchísimo y que es una persona importantísima en tu vida.

  • Sé honesta: No le busques más, no hay forma fácil para hacer esto, así que sé franca y dile la verdad, que no lo imaginas como novio. Dile que han compartido tantas cosas y que esperas que eso dure toda la vida, por ello no arriesgarías la amistad tan valiosa que llevan nada más por ver “si funciona”. Él mejor que nadie debe comprender que en el corazón no se manda, y aunque el sentimiento puede ser igual de intenso, la forma de amar a un amigo y a un novio es totalmente diferente.

¿Pero que pasa cuando no te atreves hablar con él?. Bueno, aunque lo mejor es hablar de frente, en este caso podrías intentar escribirle una carta, quizá se te facilite un poco más abrir tu corazón de esta forma. Eso sí, es importantísimo que no le des falsas esperanzas, es preferible que se desengañe de una vez por todas.

Dile que te entristece mucho no poder corresponderle como se merece, pero que no puedes forzar tus sentimientos; y por favor, repítele constantemente lo importante que es él para ti.

Por último, obviamente tampoco será fácil para él que lo rechaces, así que dale un poco de tiempo y pon tierra de por medio algunos días, verás que poco a poco todo tomará su curso normal y tu mejor amigo estará presente en tu vida nuevamente. Y eso sí, por favor, nunca andes con él por lástima o por no hacerlo sentir mal, a la larga eso sí sería muy cruel de tu parte.

One Response

Add a Comment