Cuidados para tu piel de la radiación solar


El adelgazamiento que ha sufrido la capa de ozon en las últimas décadas, ha hecho que el paso de los rayos ultravioleta sea más directo y en consecuencia, más nocivo. Exponerse al sol es la primera causa de cáncer de piel, lo alarmante es que en tan sólo 10 años, esta incidencia se ha incrementado en un 400% en todo el mundo, según investigaciones de la UNAM. y para que no te quemes, aquí algunas reglas de básicas:

Las horas críticas de radiación solar son entre las 11 y 4 de la tarde, evítalas, no te expongas aunque el día esté nublado, pues hasta un 80% de los rayos solares atraviesa nubes, smog y neblina. Prefiere lugares cerrados para realizar tus actividades y en el caso de que sean al aire libre, siempre busca la sombra .

No olvides ponerte protector solar diario.  En términos generales y para personas de piel sana, utilizar uno con factor de protección de 30. Aunque, cada protector debe individualizarse, pues depende de la edad, tipo de piel y actividades que realice la persona:

“Idealmente debe ser sugerido por un dermatólogo y nunca nadie debe escoger el primero que se encuentre en el supermercado.” La aplicación debe hacerse 30 minutos antes de salir de casa y reaplicar cada 3 horas, hasta que se meta el sol, si no es así, no funciona.

La ropa también protege. Se deben elegir aquellas telas de tejido cerrado, para evitar que penetren fácilmente los rayos; usar sombrero, gorras grandes que tapen la cara y sombrillas.

Cuida tus ojos, ponte gafas de sol con lentes fotosensibles que regulen la luz visible y bloqueen al 100% los rayos UV solares. La constante exposición sin protección adecuada, es un gran factor de riesgo para el desarrollo de alteraciones como cáncer en párpado, pterigión (carnosidad blanca en la superficie ocular), daño en córnea, retinopatía solar, fotoconjuntivitis y catarata (causa principal de ceguera en el mundo de acuerdo conla OMS).

Revisa cada mes tu piel para asegurarte de que no sufra cambios. Es muy sencillo: observa si tus lunares cambian de color (porque el melanoma puede parecerse a un lunar), aumentan de tamaño o se hacen protuberantes. Asimismo, si te sale una bolita que te da comezón, hay presencia de costras o te empieza a sangrar, es momento de ir al dermatólogo. De ser posible revisa tu espalda y glúteos con un espejo .

La piel tiene memoria. Atención, mamás: está demostrado que uno de los principales factores para padecer cáncer de piel en la etapa adulta, es haber presentado insolaciones o quemaduras en la infancia o adolescencia. Por esta razón, a partir de los 6 meses todas las personas deben usar protector solar y antes de esa edad, no se debe exponer al bebé al sol por ningún motivo .

Foto: blogtusalud.com

2 Comments

Add a Comment