Cuidado para tus rodillas


Tus rodillas son clave para realizar tus actividades cotidianas. Las articulaciones son delicadas y pueden lastimarse por una incorrecta técnica o cualquier movimiento. erróneo. Es común que el cartilago se desgaste, que haya una rotura de ligamentos, daño en los meniscos, lesión de rótula o que surjan problemas de índole muscular. Una cuarta parte de las mujeres de 60 años padece incomodidad y dolor en esta área, por lo que es indispensable que actúes para evitarlo.

Protégelas con desarrollo de fuerza muscular para generar estabilidad y un óptimo rango de movimiento. Realiza ejercicios con el peso adecuado y asegúrate de trabajar las zonas del contorno para evitar lesiones y disfrutar de unas rodillas fuertes.

Sigue los consejos que sugiere el médico del deporte:

– Realiza una valoración médica antes de iniciar cualquier tipo de programa de ejercicio.

– Utiliza polainas de uno o dos kilos en los tobinos y realiza ejercicios especificos como elevaciones frontales y laterales. Este tipo de ejercicios son adecuados siempre y cuando se controle la velocidad del movimiento y con la dosificación específica, es decir, las series y repeticiones que necesitas.

– Asegúrate que la técnica de atletismo, ya sea en carrera o en caminata, sea adecuada para las articulaciones. Acude a tu entrenador.

– Siempre incluye ejercicios de fuerza y flexo elasticidad en musculatura de cuádriceps (parte frontal de la pierna o muslo) e isquiotibiales (músculos posteriores de las piernas).lncluye el aparato flexo extensor que genera fuerza en los músculos mencionados.

– Cerciórate que las cargas de entrenamiento sean bien aplicadas y siempre que vayas a aumentar, te supervise un profesional.

– No olvides el trabajo de calentamiento. Ni estirar al terminar.

2 Comments

Add a Comment