Cuidado y Maquillaje de Pestañas.


PestañasLa estructura de las pestañas es la misma que la del cabello, con la diferencia, de que si se te caen cuesta más recuperarlas y que vuelvan a crecer (en torno a los cinco meses).Pero además, unas pestañas bien maquilladas y cuidadas proporcionan unos ojos más expresivos y grandes. Si quieres tener unas pestañas fuertes, bonitas y exuberantes sigue los pasos que te proponemos y verás todo el partido que le puedes sacar a tu rostro.

Tipos de pestañas

Hay muchos tipos de pestañas pero, entre las más características, están las espesas y ligeramente arqueadas, que parecen que están siempre pintadas; las normales, que con un poquito de ayuda lucen hermosas y rizadas; y las débiles o escasas que requieren un cuidado extra para darles brillo y fortalecerlas.

Para conseguir que las pestañas débiles tengan una mayor hidratación y nutrición es adecuado usar un tratamiento específico para pestañas tanto de noche como de día, debajo de la máscara. Conseguirás, con paciencia, que parezcan más voluminosas y largas.
Existen también las pestañas rectas y rígidas que requieren de un rizador de pestañas. Este aparato hay que usarlo antes de aplicar el rimel porque si no, puede romper las pestañas. Podemos calentar el rizador, si es de metal, para conseguir un mayor efecto.

¿Cómo maquillarnos las pestañas?

Antes de maquillarnos tenemos que fijarnos que las pestañas estén secas y sin restos de grasa que impidan el buen uso de los productos. Puedes usar una máscara de rimel para obtener pestañas perfectamente separadas y dobladas en arco.

Para las pestañas superiores, sujeta el cepillito horizontalmente y ve pintándolas a lo largo, desde las raíces hasta las puntas, teniendo cuidado de no estirarlas y siguiendo su arco natural. Para las inferiores, sujeta el rimel de forma vertical y cepilla las pestañas de derecha a izquierda y viceversa. Si ves que te quedan un poco pegadas usa un peine especial para separarlas.

Puedes aplicarte más de una capa de máscara, pero espera que la primera se seque antes de darte la segunda. De todas maneras, la idea es lucir bella y no parecer que te has pintado como una puerta. Acuérdate también que la máscara debe estar fresca para que las pestañas luzcan separadas y no queden apelmazadas. El tiempo máximo de un rimel oscila los tres meses. Pasado este tiempo podemos provocar irritaciones no deseadas.

No te vayas nunca a la cama sin haberte quitado el maquillaje. Ayudarás a que las pestañas se mantengan saludables y respiren. Hay muchos productos desmaquillantes en el mercado. Pon un poco del mismo en un algodón y desmaquíllate las pestañas con movimientos descendentes.

Add a Comment