Cuidados de la piel para tu bebe


piel

La piel de tu bebé requiere unos cuidados especiales y delicados para mantenerse sana. Rojeces, descamación, sequedad son signos de que algo no marcha bien. Para evitar estos problemas, mira los consejos que te proponemos para cuidar la piel de tus hijos.

¿Por qué requiere cuidados especiales la piel de mi bebé?

La dermis de un recién nacido es frágil y muy fina. Desde el nacimiento y hasta los tres años del vida ésta sigue madurando y desarrollándose.

El pH es neutro (cercano al 7), con un manto ácido que le permite mantenerse en buen estado y, al mismo tiempo, lo protege de agresiones externas como la orina, el sudor o el jabón.

La hora del baño es uno de los momentos claves a la hora de cuidar la piel del bebé y por ello debemos asegurarnos que estamos utilizando los productos de higiene infantil adecuados que requiere cada parte de su pequeño cuerpo.

La piel de mi bebé está seca, roja o descamada, ¿qué le ocurre?

La costra láctea, el eritema del pañal o la dermatitis atópica son algunas de las afecciones que pueden aparecer en la piel de tu hijos. No debes alarmarte, no son graves si se ponen en tratamiento médico. Pero recuerda, si notas cualquier síntoma lo primero que debes hacer es acudir al dermatólogo para prevenir infecciones u otras enfermedades.

Tres consejos básicos para cuidar la piel del bebé:

  • Cambia el pañal del bebé con frecuencia y aplica una crema que lo protega de la orina, las heces y el propio pañal.
  • Cuando bañes o laves a tu hijo, utiliza geles neutros y enjabona únicamente las partes de su cuerpo donde se formen pliegues. No olvides secarlo bien, sin frotar, e hidratarlo.
  • Utiliza prendas de algodón orgánico en lugar de lana. Cuando laves su ropita hazlo por separado y con detergentes suaves.

Add a Comment