Cuidados especiales para el bebé prematuro.


bebe

Los bebés prematuros precisan una atención especializada y por ello necesitan la ayuda de profesionales. En muchos casos, la madre obtiene el alta médica mucho antes que el propio bebé y, aunque es muy dificil sobrellevar esta situación, la mamá tiene que comprender que es absolutamente necesario.

Durante su internamiento hospitalario, el bebé vive en una incubadora. Esta cunita está considerada el útero transitorio del bebé, donde se crea un ambiente similar al de la madre, con una temperatura constante de 30º y una humedad del 80 ó 90%.

El alimento que sustenta al bebé es la propia leche materna. Cuando los pequeños no son capaces de obtenerla por sí mismos, se le administra a través de una sonda naso-gástrica. Como ingieren pocas cantidades, su curva de crecimiento es más lenta que la de un bebé normal pero antes que mirar el peso que van adquiriendo, es más importante fijarnos en el tono muscular y valorar la capacidad de reacción ante los diferentes estímulos.

Cuando el bebé pueda respirar sin ayuda, no necesite el calor de la incubadora, pueda alimentarse por sí mismo y no existan otros problemas, podremos llevarle a casa. Obviamente tendremos que tener especial cuidado para evitar posibles contagios, mantener una temperatura constante y una higiene completa ayudarán a crecer sano a nuestro bebé.

Add a Comment