Cuidados para el cutis grasoso.


El cutis grasoso es el más problemático porque tiende a presentar barritos, espinillas y acné. Un cutis grasoso se detecta porque media hora después de una limpieza, el rostro ya está brilloso nuevamente. Esto que hace que los poros se tapen con mayor facilidad.

Te damos los siguientes consejos para que cuides tu cutis:

  • Lava tu cara dos veces al día y, por supuesto, también después de hacer ejercicio.
  • Para la limpieza matutina usa un jabón o gel antibacterial para deshacerte de los barritos.
  • La limpieza nocturna la puedes realizar con  algo más suave y ligero para que no reseque tu cutis.
  • Usa una loción tonificante que contenga una cantidad mínima de alcohol después de lavar tu rostro. Posteriormente aplícate una loción humectante (no comedogénica y libre de aceites) en las áreas menos grasosas.
  • Puedes utilizar una mascarilla que absorba la grasa una o dos veces por la semana, después de tu rutina de limpieza.
  • Ahora bien, para destapar los poros, usa un exfoliante suave, también después de la limpieza, tres o cuatro veces a la semana para evitar erupciones desagradables de barritos y espinillas.

Exfoliar el cutis es bueno, siempre y cuando lo hagas con un producto suave que únicamente retirará las células muertas. Cuando te talles hazlo con cuidado porque de lo contrario puedes provocar que las glándulas produzcan a cantidad excesiva de grasa. Vete con mucho cuidado con los exfoliantes fuertes o demasiado granulados y abrasivos porque irritarán tu piel. •

7 Comments

Add a Comment