Cuidados para la piel de 0 a 15 años


Paradojas de la vida, los que más la necesitan, son las que menos quieren la protección de las cremas: y es que los niños no quieren que les molesten y entretengan con cremas y advertencias. Por eso, una de las tareas más latosas con que los padres se pueden enfrentar en los días de playa y piscina es la protección frente al sol de los más pequeños.

Es mucho más importante de lo que parece: hay que recordar que su sistema de formación de melanina y, por tanto, de protección, no está formado del todo hasta los 14 años, y por tanto, cada rayo de más que reciban puede ser causa de cáncer en el futuro, ya que la piel tiene memoria y recuerda las agresiones que suceden durante la infancia.

  • Crema+protección extra. Para una protección realmente eficaz también hace falta sombreros o gorras, camisetas y pantalones. Cuanto más tupida sea la tela y más ancha el ala o la visera, mejor.
  • Ojo con el agua. Los chapuzones disminuyen la protección. Por eso es tan importante reaplicar la crema solar regularmente, pues los niños suelen entrar y salir del agua constantemente.
  • Cremas sólo para ellos. Hay que escoger cremas específicas para niños, que contienen la mayor protección posible con la mínima cantidad de conservantes, filtros agresivos o productos potencialmente irritantes, ya que su piel es más sensible.

Add a Comment