Cuidados para mantener un busto hermoso


Sin importar el tamaño o la forma de tus senos, es importante mantenerlos siempre firmes para que luzcan hermosos en cualquier escote, bikini o en el más sexy de los vestidos de noche.

Existen algunos cuidados con los que, sin importar el tamaño del busto, puedes mantenerlo firme, libre de flacidez, sin estrías, erguido y bien cuidado por más tiempo.

  • Buena postura. Es indispensable para que tu busto luzca levantado y en forma. Jorobarte para ocultarlo o para que no se note que tienes muy poco sólo afecta a tu espalda y hace lucir peor tu figura. Un tip que no falla es imaginar que tus hombros son sostenidos por dos hilos invisibles colgados del cielo.
  • El brassiere correcto. Tu talla y tu peso hacen la diferencia. Un alto porcentaje de las mexicanas compran brassieres de una talla menor o mayor de la que les corresponde, pues no conocen su talla correcta. Un bra nunca debe quedarte tan justo que apriete, ni tan flojo que tu busto no tenga un sostén real. Los tirantes tampoco deben quedar tan apretados que marquen la piel, ni tan sueltos que se deslicen por los hombros.
  • Productos de belleza adecuados. Además de bañarte con agua tibia o fría, jabón suave y sin tallar tu busto, es necesario que uses cremas reafirmantes que conserven su juventud o le devuelvan la apariencia perdida. Una excelente opción es usar una crema reafirmante de busto con una fórmula que ayude a mantener el equilibrio, forma y armonía del busto, reforzar la elasticidad de la piel que lo sostiene, hidratarlo y devolverle la belleza al busto y al escote.
  • Hidratación del organismo. Nada como tener la sana costumbre de tomar al menos 1 1/2 litros de agua natural al día, porque este líquido hidrata tu cuerpo por dentro y le proporciona la humedad requerida a la piel del busto para lucir humectada, joven y sin estrías.
  • Ejercicio constante. Hacer ejercicio favorece el retardar el efecto de la gravedad. Algunos de los mejores deportes para el busto son la natación, el tenis, el golf, el squash y la gimnasia con pesas, así como todos aquellos ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de los brazos y la parte superior del torso o pectorales, como los que se realizan al practicar yoga, pilates o danza.
  • Alimentación sana. Evita los cambios bruscos de peso, ya que ese sube y baja constante es el peor de los castigos para tu busto, pues al no tener músculos que lo sostengan, cae antes de tiempo. También la piel al estirarse tanto en poco tiempo va perdiendo elasticidad, y por lo tanto envejece prematuramente y se estría más fácilmente. Alimentarte de una manera saludable y balanceada te ayuda a mantener la firmeza en los senos e incluso les da una mejor apariencia.
  • Autoexploración de seno. ¿Sabías que la mayoría de los tumores son detectados por las propias mujeres que los padecen? Tú puedes salvar tus senos y tu vida si te practicas de una autoexploración mensual, una semana después de que inicie tu menstruación, pues es cuando tus senos están menos sensibles. Debes acudir de inmediato con tu médico si al hacerte la autoexploración descubres cualquier cambio en tus senos, como bultos, cambio de color o de textura de la piel, o su aspecto en general.

2 Comments

Add a Comment