Cumple tus propósitos en el 2011 sanamente.


Como cada año que empieza, las ganas de renovarnos inundan los hogares. Las listas de buenos deseos se alargan y las promesas de llevar un estilo de vida más saludable encabezan los propósitos para este 2011: dejar de fumar, comer mejor, hacer ejercicio y terminar los pendientes del 2010 son algunas de las metas de la mayoría de las personas.

El propósito de llevar una vida más saludable es una tendencia cada vez más común y mucho de ello es resultado de los excesos con los que acostumbramos cerrar el año y que se reflejan en incrementos considerables de peso. La mala noticia es que conforme avanzan los meses, esos buenos deseos se pierden entre la monotonía, las responsabilidades y las exigencias de la vida diaria.

Haz propósitos a corto plazo

Por motivos como los mencionados, es importante hacer propósitos a corto plazo e identificar aquellas cosas que nos ayuden a motivarnos constantemente. Los nutriólogos del Centro de Orientación Alimentaria, COA, recomiendan pasos sencillos que no sólo ayuden a cumplir los propósitos, sino que permitan disfrutar el camino por el cual llegaremos a nuestras metas.

Por ejemplo, para aquellos quienes desean mejorar su peso, es recomendable tres fáciles pasos:

1) Comer al menos tres tazas de verdura al día
2) Controlar el consumo de grasas
3) Realizar al menos 30 minutos de ejercicio cinco veces a la semana

La importancia de las frutas y verduras

El consumo de frutas y verduras beneficia al aportar micronutrimentos y fibra, sin embargo, además influye en la disminución del consumo de otro tipo de alimentos con mayor contenido calórico al ofrecer sensación de saciedad. Se debe recordar que este grupo de alimentos proporcionan vitaminas y minerales que participan en el desarrollo y buen funcionamiento de todas las partes del cuerpo.

Las grasas son alimentos muy importantes en la dieta a cualquier edad, sin embargo, es importante que su consumo sea vigilado para no caer en excesos. Para ello, es fundamental identificar las grasas que nos benefician como las de origen vegetal que además de ayudar a la cocción de alimentos, aportan antioxidantes benéficos para nuestra salud.

Para tener un mayor control del consumo de grasas, se puede recurrir a productos como el aceite en aerosol que permiten saber cuánto consumimos en cada platillo; frente al aceite líquido tradicional, el aceite en aerosol representa un consumo mucho menor al contar con una válvula dosificadora que ayuda en la mejor distribución del aceite con menos cantidad.

Add a Comment