Cutis sensible en tiempos de alergia.


alergia

Árboles en flor, jardines con un verdor especial, flores de intensos colores y aromas… Seguro que ya has notado los primeros signos de que ya estamos en primavera. Y es que con los primeros rayos de sol, muy perezosos este año, el mundo vegetal florece.

Un espectáculo fascinante, sin duda, pero un auténtico tormento para quienes sufren problemas de alergia. La flor y la hoja vienen acompañadas de grandes cantidades de polen que a menudo provocan numerosas alergias. Sus indeseados efectos secundarios no se limitan a estornudos incontrolables, narices irritadas y ojos llorosos: la piel también sufre.

Así, el cutis se muestra hipersensible, y reacciona de forma exagerada ante cualquier estímulo, incluidos los productos de tratamiento habituales, por lo que conviene adoptar medidas de protección y prevención extremas.

  • Huye de cualquier producto potencialmente irritante.
  • Opta por cosméticos hipoalergénicos y suaves que no alteren el equilibrio cutáneo.
  • No está de más tener a mano un vaporizador de agua termal para rociar sobre los rostros irritados: su contenido en minerales y activos calmantes ayuda a relajar y descansar hasta las pieles más alteradas.

Add a Comment